Fabricar el nuevo Kinect costaría casi lo mismo que hacer lo propio con Xbox One

Querer acercar Kinect a los discapacitados es algo que seguro encarece el producto. Las mejoras conllevan una inversión que repercute en el precio final.

Ha sido a través de Reddit donde un desarrollador de Xbox One, siempre de manera anónima, ha confirmado que fabricar el nuevo sensor de Kinect tiene casi el mismo precio que fabricar Xbox One. La profesión de este usuario ha sido verificada por los moderadores de Reddit, por lo que hablamos de alguien de dentro de la empresa.

La mayoría de la gente solo se preocupa por la consola. Claro que el éxito de Kinect tiene mucho más peso para nosotros. Fabricar el sensor cuesta casi lo mismo que la consola.

La meta con tener un Kinect en cada Xbox One es garantizarle a los desarrolladores que si quieren integrar características del sensor en su juego, todos tendrán la posibilidad de experimentarlos. Muchas veces veo a gente descartar Kinect instantáneamente porque no lo han visto funcionar como yo lo he visto. Es una parte integral de la experiencia de Xbox One.

El desarrollador comentó algunos detalles interesantes y curiosos, como un suceso acontecido en el pasado E3, donde un desarrollador de Sony se acercó a un ejecutivo de Microsoft y le dijo:

Habéis ganado con los juegos, pero nosotros hemos ganado con los jugadores.

Culpables, hay pique. Regocijémonos.

Fuente: Gamesindustry.