Crítica de Attack on Titan 2x06

En Attack on Titan 2×06 por fin la serie sale de la gran introducción y entra de lleno en la auténtica trama de la temporada, aunque de una forma muy torpe.

Parece mentira, pero el episodio de esta semana era Attack on Titan 2×06. ¿Qué significa eso, culpables? Pues que estamos en el mismísimo ecuador de la temporada. ¿Y qué más significa? Que, echando la vista atrás, han bajado el nivel del guión de una forma escandalosa y obscena.

Si por algo destacó la primera temporada fue por ofrecer un shonen honesto. Dejaba atrás los tópicos, a los adolescentes intensitos y las conversaciones bochornosas y se centraba en lo que realmente es un shonen: una historia sencilla (que no simple) llena de acción y con un puntito de fantasía para adornarlo todo. Si a esa combinación se le añade una animación llena de personalidad y un dibujo con una calidad por encima de la media tenemos la receta para un auténtico pelotazo. Eso era Attack on Titan.

No sé si habrán tenido problemas en el estudio o si esta temporada les ha venido grande. O quizá simplemente  es que no pueden ir demasiado rápido para no pillarse los dedos con el manga. ¿Pero sabéis qué? Excusas las justas. Cada episodio de esta segunda temporada se está quedando a medio camino, como si nunca terminara de arrancar. Y en el de esta semana, el texto, ha sido la culminación del esperpento.

Attack on Titan 2x06 interior

Pésima dirección para un episodio tan importante

Tras lo sucedido en el anterior episodio, el grupo de Eren ha descubierto que Ymir es un titán cambiante, así que se la llevan, malherida tras el combate con los titanes, a Trost. Pero justo antes de partir, Reiner decide revelarle a Eren el pelotazo: él es titán acorazado y Bertholdt es el titán colosal. También le propone que si se va con ellos,  no le causarán más problemas a la humanidad. ¿La respuesta de Eren?

Es, quizá, la escena más importante de la temporada, pero también es la más lamentable. No quedan claras las motivaciones de los personajes. Tampoco se entiende por qué tiene lugar esa revelación. Es una escena que debería ser intensa y dramática, pero están tan mal dirigida y tan mal escrita que lo que da es risa.

Hay un intento de explicar la escena con un flashback, pero no funciona. No sé qué está pasando por las cabezas del productor y el director, pero estar constantemente recurriendo a flashbacks para explicar la historia es un recurso torpe, burdo y que solamente sirve para enfangar más y más la trama. Lo que funcionó de la primera temporada fue la sencillez. Primero A, luego B y luego C. No entremezclar todo y que el espectador se vaya construyendo la temporalidad en su cabeza.

Afortunadamente, Attack on Titan 2×06 acaba con el principio del combate entre Eren en modo titán contra Reiner y Bertholdt. Espero que Attack on Titan retome sus raíces y a partir de aquí sea todo acción in crescendo. Pero después de este episodio, me espero lo peor de lo peor.