Crítica de Attack on Titan 2x08

Attack on Titan 2×08 logra, por fin, mantener el ritmo, aunque no termina de desprenderse de sus vicios.

La temporada, ya cerca de su recta final, ha enderezado el ritmo. Tras el mal dirigido capítulo seis, el número siete logró un pico de ritmo y tensión necesario. Esta semana, en Attack on Titan 2×08, la serie ha logrado mantenerse, aunque un poco a trompicones.

El anterior episodio dejó un cliffhanger bastante espectacular. Aunque Eren iba ganando durante gran parte de pelea contra Bertholdt y Reiner, al final ambos le acabaron ganando a base de estrategia, con el Titán Colosal tirándose hacia Eren desde lo alto del muro. Las consecuencias de ese movimiento se ven nada más comenzar el capítulo. Reiner abre la nuca del titán de Eren, le secuestra y huye con su compañero e Ymir.

Sin embargo, cuando el capítulo estaba en lo más alto, mostrando como las fuerzas de la humanidad se estaban empezando a movilizar, de nuevo la serie se pone a sí misma otra zandacilla más. En efecto, culpables, en este episodio ha tocado ver otra vez un flashback; y creo que es de los más innecesarios que ha habido en lo que va de temporada. Por suerte, ha sido uno corto y rápidamente la acción ha vuelto al presente.

La situación más impactante, sin duda, ha sido ver toda la preparación para recuperar a Eren. Después de que los mensajeros llegaran a la ciudad, el mismísmo Erwin acude hacia donde están Armin y Mikasa con un batallón a sus espaldas. Una vez reunidos, entre todos comienzan a trazar un plan para liberar a Eren de las manos de Bertholdt y Reiner.

El próximo episodio va a rimar con la primera temporada

Pero, ¿qué ha sido lo verdaderamente importante en Attack on Titan 2×08? Para mí, cómo el episodio ha dejado entrever que la temporada va a acabar de una forma muy familiar. Quedan cuatro episodios, así que no sería extraño que la temporada cerrase con la muerte o la detención de Reiner y Bertholdt. La persecución ya ha comenzado y, tal como se dice en el episodio, los perseguidores se dirigen hacia una zona llena de grandísimos árboles, que es donde Eren y compañía van a estar descansado tras el combate, a salvo de los titanes.

Supongo que os acordaréis de la primera temporada. Fue precisamente en una zona similar, llena de grandes árboles donde Erwin casi logra atrapar a Annie y donde el escuadrón de Levi fue masacrado. Ahora, otro combate con titanes cambiantes de por medio se va a librar en un bosque similar. Es fácil ver por dónde van a venir los tiros, ¿no?

En cualquier caso, es agradable ver cómo, poco a poco, los episodios van siendo mejores. La temporada, hasta ahora, está siendo un poco decepcionante. Pero si logran encadenar los últimos cuatro episodios con un ritmo trepidante, puede que la valoración general de la temporada acabe acercándose a la de la primera. Pero todavía es pronto para decir eso.