Crítica de Boruto 14, el final de la saga

El final de la saga llega tal y como nos lo esperábamos la semana pasada. Boruto 14 cumple con todos los tópicos de su predecesor y repite los mismos fallos del pasado.

Si hay algo de lo que nos quejábamos la semana pasada era que la nueva serie se parecía demasiado a la de Naruto y Naruto Shippuden. O al menos iba cogiendo un camino muy similar. Pues bien, Boruto 14 puede confirmar esto, y mucho más. Y aunque fuese algo que nos esperábamos, sí que queríamos algo más fresco.

La saga del ghost casi está terminada. Solamente falta un episodio para cerrarla (o como mucho dos) a modo de epílogo. Pero lo que es el grueso, ya ha acabado.

Sin embargo, la situación nos ha dejado un panorama que nos recuerda demasiado a Naruto. Boruto hace uso de su optimismo desmesurado y su compañerismo para hacer cambiar de opinión a la delegada. Y funciona. Quizás la única diferencia es que el hijo del Hokage no llega a pelear nunca contra su adversaria, aunque sí contra Nue.

¿Déjà vu?

¿Es bueno que Boruto: Naruto Next Generation sea tan similar a su predecesor? Pues esto es cosa vuestra decidirlo, culpables. Bajo el punto de vista de este redactor, en absoluto. Sé que nos encontramos en los primeros compases de la serie. Esta ha sido su primera saga o temporada, como queráis llamarlo. Pero ya ha dado demasiadas pistas de por dónde van a ir los tiros.

Nos hemos tirado muchos años viendo cómo Naruto era capaz de hacer cambiar de opinión a sus adversarios más temibles y cabezotas con una pelea y una charla. Pero hasta el punto de ver un final bastante vacío y con poco contenido con respecto a otros momentos de la historia.boruto 14 boruto

Que Boruto siga ese camino hace que esa sensación vuelva. La frescura que podría haber en la llegada de nuevos elementos queda diluida por esta sensación de déjà vu constante.

Shikadai, Chouchou, Metal Lee, el propio Boruto. Por el momento son todo clones de sus propios padres y madres. Los personajes más nuevos, son aquellos con los que todavía hemos tenido poco contacto o que no han dado aún demasiado de sí. Incluso la delegada se nos asemejaba más a Hinata que otra cosa.

Por ello, esperaba que Boruto encontrase su propia forma de solucionar los problemas. El apoyo de los mayores, la ayuda de Naruto, colaboración entre todos… algo distinto a hablar y convencer. Pero es que si esta es una secuela de Naruto, me da a mi que lo vamos a ver varias veces.

Lo nuevo aún no ha dado de sí

Por suerte para los que buscamos sangre fresca y novedades, las cosas nuevas aún no han llegado en todo su esplendor. Mitsuki está haciendo una labor magnífica a la hora de generar misterio e interés. Se trata de un personaje del que sabemos poco (más allá de que evidentemente tiene algo que ver con Orochimaru).

¿Cuáles son sus intenciones? ¿Qué quiere de Boruto? ¿Cómo se enfrentó a su padre? Es un personaje que le da un toque nuevo a la serie. No es malo, no es bueno, no es neutro tampoco. Espero mucho de él y de su relación con Boruto.

Otro personaje del que podrían salir muchas cosas es la propia delegada. La muchacha, muy similar a Hinata al principio, ha dejado ver el potencial. Y el hecho de que no haya perdido a Nue la convierte en una especie de Gaara versión 2.0 y más mona. Posiblemente pueda ser una gran ayuda en el futuro, pero eso pasará por ver a dónde la destinan… si es que al final la largan de la serie.

boruto 14 naruto

Sinceramente, eso sería un error. Sé que sería lo más lógico, pero esta serie perdió la lógica cuando dos niños resolvieron un problema que ni el propio Hokage pudo.

Hay más personajes de los que queremos saber más cosas. Denki es uno de ellos e Inojin he de decir que llama la atención. Y en la academia hay personajes con unos diseños que invitan a tener esperanza. Veremos a ver qué nos depara las próximas aventuras de Boruto. Y sobre todo, a ver cuándo converge con el manga y nos empiezan a explicar la técnica ocular del ninja.