Crítica de American Pastoral (Pastoral americana)

Ewan McGregor debuta en la dirección con un relato crudo del sueño americano. La película está basada en el exitoso libro American Pastoral de Philip Roth.

Cada vez es más habitual ver como los actores dan el salto al sillón del director. El último en hacerlo ha sido Ewan McGregor. Para ello ha escogido el complicado camino de adaptar una novela de Philip Roth. Os lo contamos en nuestra crítica de American Pastoral (Pastoral Americana).

Mi admiración ante tal valentía la va a tener siempre. McGregor es un actor que me cae bien, demonios. No solo vivió tiempos civilizados vestido de Obi Wan, sino que también he seguido con sumo interés sus papeles en Moulin Rouge o Trainspotting. Star Wars no sacó lo mejor de él. Aunque dio el todo por el todo cantando junto a Nicole Kidman y en la película de culto de Danny Boyle.

Era un reto complicado y el resultado obtenido no ha sido del todo satisfactorio. American Pastoral pretende ser un crítica constante al sueño americano y en lo que se ha convertido la sociedad desde el punto de vista de alguien que parece tenerlo todo en la vida. Una mujer que le adora y una hija fantástica. La novela, premio Pulitzer, era mucho más, pero el actor/director ha decidido obviar todo lo transcendental política y socialmente para quedarse tan solo con el drama familiar.

Crítica de American Pastoral

Crítica de American Pastoral, ¿desde cuándo lo estoy haciendo mal?

El protagonista de la película, Seymour Lvov, alias “El Sueco”, vive el sueño americano hasta que su hija comete un atroz crimen en contra de la guerra de Vietnam. Poco a poco, Lvov ve como su vida se va desmoronando y se da cuenta que nada era como lo pensaba. ¿Desde cuándo lo estoy haciendo así de mal?, se pregunta.

La hija, interpretada convincentemente por Dakota Fanning, decide huir con sus ideas y romper con todo rastro del pasado, lo que hace que “El Sueco” inicie una búsqueda incesante y observe cómo su vida acaba en el fondo del retrete.

McGregor minimiza los efectos de la obra de Philip Roth. Escoge tan solo mostrar el sufrimiento del personaje que él mismo interpreta, de forma poco convincente, todo sea dicho de paso. La repercusión de la novela en cuanto a su crítica al país americano no ha logrado captarla. Aunque en la mayoría de las ocasiones da la sensación de que no ha querido involucrarse en ello.

Crítica de American Pastoral

Crítica de American Pastoral, conclusiones

American Pastoral se queda por lo tanto en una película que funciona como drama familiar. Y se aleja del mundanal ruido de la obra en la que se basa. Con esa base no lo hace mal, por lo que si no se busca más allá puede llegar a agradar.

Afortunadamente, cuenta también con una exquisita fotografía y momentos sobrecogedores con la fuerza necesaria para atraer al espectador. El plano de la explosión es brillante y la escena en el coche entre padre e hija pone los pelos de punta.

En el lado negativo de la cinta, Jennifer Connelly completa el trio protagonista. Interpreta a la esposa y sufridora madre. Su actuación histriónica saca al espectador de la película. No ayuda desde luego a mejorar el resultado final. McGregor lo intenta eligiendo su opera prima con osadía. Sin embargo, no termina por encajar todas las piezas y tan solo rasca el exterior.