Crítica de Boku no Hero Academia 2x06

Boku no Hero Academia 2×06 decide tomarse un respiro tras la semana pasada. Es poco más que un capítulo de relleno y de introducción a lo que interesa: los combates uno contra uno.

Dicen que después de la tempestad llega la calma, y resulta que es verdad. Me ha costado no quedarme dormido mientras preparaba esta crítica de Boku no Hero Academia 2×06. Tras el buen episodio que nos dejó la semana pasada, este, como se veía venir, es un capítulo de transición. Se ven y preparan cosas interesantes, pero no pasa absolutamente nada.

boku no hero academia 2x06

Este y Todoroki son los únicos que aportan algo

Quizá el mayor problema, incluso, no sea esa pasividad: gran parte del episodio está compuesto por escenas pasadas. Casi que de recopilación. Y la otra gran partes de las escenas responden a un sentimiento de shōnen genérico que da bastante repelús. Chistes machistas, manidos y, evidentemente, sin ninguna gracia. No exagero cuando digo que la serie sería mejor sin Mineta.

Dejando de lado el momento de las chicas animadoras por respeto, el resto de este sexto episodio tiene muy poco que ofrecer. Solventa el cara a cara entre All Might y Endeavor, así como el que tiene lugar entre Todoroki y Midoriya. Pero se despacha sin apenas tratamiento ni cuidado y, además, de una forma muy previsible. Todoroki le tiene asco a su padre y quiere ser mejor que él sin caer en su juego sucio. Oh, vaya, qué sorpresa tan inesperada. Al menos Midoriya se pone en el lugar del respetable con una frase bastante acertada: “Si esto fuera una serie él sería el protagonista”.

Todoroki, Shinso y relleno

Pero menos mal que no es así, porque se perdería uno de los pocos puntos distintivos que tiene Boku no Hero Academia. La lástima es que la pobre confesión que hace Todoroki no viste a un capítulo que se queda aburrido por sí solo. Es necesario un reposo y una maduración de ideas para afrontar los siguientes episodios, desde luego. Pero ha faltado demasiado ritmo y demasiada acción.

Por verle el punto positivo, el cometido de estos minutos, que sería el de introducir otro pequeño arco, lo logra. Shinso nos deja con cierta tensión y misterio al llegar al encuentro con Midoriya. Aún no conocemos su poder, pero está claro que es algo bastante peculiar dado lo visto en anteriores pruebas. Pero, más allá de profundizar en el personaje de Todoroki y la presentación de la tercera fase del Festival, esta semana el anime se toma un descanso.

Eso sí, cuando pasen Midoriya (que lo hará, obviamente) y los demás a la siguiente ronda, veremos un cara a cara entre este y Todoroki. El enfrentamiento directo que se lleva preparando desde hace 6 semanas. Uno de los puntos álgidos, seguramente, de esta temporada. Esperemos que tras esta calma reposada, volvamos de nuevo a la tempestad.