Crítica de Captain Tsubasa 3, el primer partido del Nankatsu

Captain Tsubasa 3 se centra en el primer partido que Ozora juega junto a sus compañeros del Nankatsu, sacando a relucir su gran habilidad.

El capítulo de la semana pasada se centró, sobre todo, en introducir al personaje de Roberto Hongo (Roberto Zedinho en el doblaje original). El brasileño ya ha tomado totalmente las riendas del Nankatsu (el Newpi) y en Captain Tsubasa 3 pone al equipo a trabajar con el primer partido en el que participa Tsubasa Ozora.

Tras ser el primero en batir a Genzo Wakabayashi, el nuevo jugador del Nankatsu se reúne con su nuevo equipo para entrenar todos juntos. Apenas les da tiempo a practicar un poco los pases porque enseguida se presenta en el campo el equipo del Nishigaoka (Naughty Boys, cuando se emitió en España), capitaneado por Hanji Urabe (Jack Morris).

Argumentalmente, el partido tiene todo el sentido del mundo. Si todos los capítulos desde el de la semana pasada hasta el partido entre el Nankatsu y el Shutetsu hubieran sido solo de ver entrenar a Ozora y compañía, hubiera sido tremendamente aburrido. Además, ver a todo el equipo en acción ha valido para comprobar el estado anímico y la habilidad de todos. Se entiende que para apreciar de verdad la diferencia cuando Roberto Hongo se ponga a entrenarles en serio.

Más fluidez

Me ha sorprendido mucho el cambio que ha pegado la serie en apenas dos semanas. Cuando Ozora tuvo que driblar a todo el equipo de Wakabashi, la animación fue absolutamente pobre. El estudio de la animación decidió abusar bastante de las imágenes fijas, incomprensiblemente.

En Captain Tusbasa 3, con un partido de verdad, eso ha cambiado. La animación muestra mucho mejor el control del balón. De hecho, en determinados momentos hay unos planos un poco más amplios, que muestran a varios jugadores en escena, para que se pueda apreciar mejor las jugadas y cómo se mueve el balón entre ellos. Todo un acierto.

Siguen usando ese tipo de técnica de imagen fija, pero ahora ha quedado reducida a usarla como elipsis, para resumir lo largos que son los encuentros. Va a ser interesante comprobar si finalmente esto lo incluyen en algún partido importante o queda reducido a acelerar el ritmo de los “episodios de transición”.

No Hay Más Artículos