Crítica de Captain Tsubasa 5

Ozora y Wakabayashi siguen avanzando hasta su primer encuentro y, mientras tanto, en esta crítica de Captain Tsubasa 5 os contamos cómo están las cosas en los dos equipos.

Aunque todavía siguen los preparativos para el gran partido entre el Nankatsu y el Shutetsu, en cada episodio se avanza un poquito más. En esta crítica de Captain Tsubasa 5 podréis ver que la serie sigue avanzando a un buen ritmo y preparando todo lo necesario para cuando suene el pitido inicial.

Por un lado, el capítulo arranca con la presentación de Taro Misaki (Tom Baker, en la traducción original). El niño es hijo de un pintor itinerante y, casualidad o no, acaba llegando al mismo barrio en el que Tsubasa Ozora está entrenando con Roberto Hongo. Apenas comparten escena unos segundos, pero con eso queda claro que ambos no solo comparten pasión por el fútbol, sino que van a acabar jugando juntos.

Lo interesante, sin embargo, eso otra cosa. Es difícil que en pocos episodios los guionistas muestren que un equipo de cojos totales ha podido mejorar su habilidades futbolísticas. Sin embargo, hace ya un par de episodios que el entrenador les obligó a ir con el balón a todas partes. Y es en este episodio que ese entrenamiento sale a relucir.

Por otro lado, mientras el episodio anterior, que también era de preparación, se centraba sobre todo en el entrenamiento del Nankatsu; este se centra en presentar al Shutetsu. El éxito del equipo no se debe solamente a que Genzo Wakabayashi (Benji Price) sea un jodido fiera, sino que hay otors jugadores que destacan. Así aparecen en escena los cuatro jugadores que parece que le van a dar muchos problemas al Nankatsu: Takasugi Shingo (Bob Denver), Izawa Mamoru (Paul Diamond), Taki Hajime (Ted Carter) y Kisugi Teppei (Johnny Mason).

Es un episodio audaz. Presentar a los personajes ahora va a provocar que sepamos a qué atenernos cuando el partido arranque. Porque no hay que olvidar que no se va a ir de menos a más. Probablemente el próximo partido ya arranque con el esperado partido entre ambos colegios. No es una liguilla, por lo que no habrá ningún tipo de partido previo que le sirva de calentamiento al Nankatsu. O el resto de jugadores ha mejorado lo suficiente como para poder seguir el ritmo de Ozora y hacerle frente al Nankatsu, o van a perder de forma estrepitoso por a saber cuántos años consecutivos.

Aunque bueno, esto es anime. Ya sabemos por dónde van a ir los tiros. ¿O no?

No Hay Más Artículos