Captain Tsubasa 7 se corona como uno de los episodios de la serie, por el momento, que mejor ha sabido captar el ritmo que le hacía falta a un anime como este.

El episodio anterior fue muy irregular. Por algún motivo, los creadores habían decidido sacrificar contar bien las cosas por mantener a los espectadores enganchados. No sé si porque la serie es prácticamente un calco episodio por episodio de la original o por otros motivos. En cualquier caso, Captain Tsubasa 7 arregla todo eso.

El partido entre el Nankatsu y el Shutetsu ya ha empezado, por lo que la acción no se retrasa. Desde el minuto uno se puede ver a los jugadores atacar, defender y sorprenderse con cada jugada. Y llama la atención el acierto de Robert Hongo de situar a Ozora como defensa central. No es su posición, pero como es mucho mejor jugador que los demás, es totalmente funcional a nivel de un partido de colegio.

Desde luego, no era la estrategia que se podía esperar del partido. ¿Para qué ha servido todo el entrenamiento que han tenido que pasar si luego vuelven a depender de Ozora para que no les marquen?

De todas formas, el problema de fondo sigue siendo que no conocemos al Nankatsu. Sabemos que era un equipo malo, pero no les hemos visto jugar antes de eso. Este es su primer partido de la serie, por lo que no se puede apreciar ni valorar que realmente hayan tenido un cambio.

A pesar de este problema, el ritmo del partido te hace olvidarlo. El duelo entre el trío atacantes del Shutetsu formado por Kisugi, Taki e Izawa contra Ozora acumula la atención de gran parte del partido.

Wakabayashi también ha mejorado

El portero del Shutetsu motiva a sus compañeros a marcar 50 goles nada más comenzar. Sin duda animado el duro entrenamiento al que se ha sometido en los días previos al partido. No obstante, al finalizar la primera parte, Wakabayashi se da cuenta de que su estrategia podría no funcionar tal y como él había pensado.

El partido arranca con incertidumbre. E incluso Ozora llega a acariciar el gol con sus dedos en hasta tres ocasiones. Pero las paradas de Wakabayashi dejan todo en nada e incluso acaba obligando al Nankatsu a dejar de un lado su estrategia para poder ganar el partido.

No sé si finalmente acabará ganando el equipo de Ozora el duelo, como se supone en este tipo de animes en los que el protagonista es un genio y todo le sale bien.  Pero sin duda un nuevo partido entre estos dos equipos dentro de unos cuantos episodios valdrá para ver qué evolución han tenido y cómo han mejorado.