El salvaje y a la vez adorable héroe de Marvel regresa con una nueva entrega más bestia, más divertida y más satírica si cabe que la primera. Os dejamos con la crítica de Deadpool 2.

Cuando uno dice que Masacre es un “héroe” distinto a los demás, es cierto. Y pese a que en los cómics ya se puede ver algo de esto, en las películas es donde más se aprecia. Si la primera entrega ya tonteó con muchos elementos poco ortodoxos en una cinta de estas características, la segunda no se queda corta. Si queréis saber de qué va la cosa, sin spoilers, quedáos a leer la crítica de Deadpool 2.

En la misma línea, pero mejor

No se puede decir que Deadpool 2 sea diferente a la primera para nada. Vale, sí. El argumento es distinto, los personajes que aparecen tienen nuevas caras y hacen chistes diferentes. Pero por lo demás no se ha salido ni una pizca de los límites que ellos mismos se pusieron: ningunos.

Estamos ante una película que no tiene tapujos en usar un humor tan ácido que se mete de lleno en el humor negro. No se preocupa cuando toca sacar alguna que otra escena un poco subitida de tono (en cualquier sentido). Y desde luego, le mete palos a todo lo que se le cruza en el camino. Incluyendo a ella misma, sus actores, directores y hasta al público.

Es, en definitiva, lo que uno esperaba que fuese a ser una secuela de Deadpool. Bueno, rectifico. Es como mínimo, lo que uno se esperaba que fuese a ser una secuela de Deadpool. Porque la segunda parte ha superado a la primera: han perdido el miedo.critica de deadpool 2 2

Esto no significa que vayamos a ver un Saw. Para nada. Sin embargo han tenido muchos menos reparos a la hora de sacar lo que querían sacar.

Si la primera película fue sangrienta, la segunda lo es más. Si la primera película le perdía el respeto a todo lo que rozaba mínimamente algo del género (público, actores, estudio técnico), esta se lo pierde aún más. Además, se nota que han disfrutado haciéndolo, y esto se traslada en un sentimiento de complicidad desde que empezamos a ver la película hasta que terminamos el último post-créditos.

Sin tomarse en serio nada

Al igual que en la primera entrega, Deadpool 2 no se toma en serio nada. Ni si quiera a ella misma. Pero es que tampoco le tiene ningún tipo de respeto a Marvel, DC, Disney, el cine, los cómics, el público, los actores, el argumento, la Academia de Cine, los efectos especiales…

No hay nada que se salve en esta película de ser criticado vilmente una y otra vez. Y cuando no lo hacen directamente tampoco son sutiles a la hora de esconder las pullitas en un segundo plano. Para nada.

Vamos a ver cómo el argumento de Deadpool 2 no es nada sorprendente. No tiene ni una pizca de innovación ni giro argumental que nos deje sorprendidos. Y si no te has dado cuenta mientras ves la película, no te preocupes. Ellos te repetiran lo mala que es la trama una y otra vez.

Tampoco han tirado la casa por la ventana en cuanto a efectos especiales se trata. Ya dijeron que no querían más pasta. Que eso significaba tener más presión y querían seguir siendo Deadpool. No otra cosa. Y desde luego lo consiguen. No me refiero a que los efectos especiales sean malos. Pero cumplen y ya está. Y, como os digo, no les importa para nada mostrar la parte “cutre” cuando toca.critica de deadpool 2

Eso sí. Esta vez los cameos, aunque muy breves, sí que se han dejado caer a base de bien.

Deadpool pretende ser un soplo de aire fresco en medio de tanta película, serie, cómic o frase mítica de superhéroe. Quiere romper con todos los clichés que hay en ellas. Y vaya si lo consigue. Pero es que además, uno a uno, despacito y dejando bien claro a quién hace referencia.

Si no sois muy fans de las películas de DC y Marvel, no pasa nada. Os reiréis. Pero ni una cuarta parte de lo que disfrutaréis si estáis al día.

Un equipo un poco soso

Lo que quizás sí que falla un poco en esta secuela son los personajes. Los que no son Deadpool, vaya. Sobre todo Cable.

Si bien es cierto que nos presentan a una especie de Terminator/Soldado de Invierno cafre y con menos gracia que un baile de secuoyas, no consigue transmitir mucho más. Sí, el de los cómics es así (ha heredado el soserío de su padre…). Pero aún así…

No va a pasar a la historia por ser el mejor Cable del mundo. O por ser el mejor cyborg. Ni si quiera por ser el mejor “soldado de Invierno”. Está ahí, mete leches, rompe cabezas y apenas habla. Punto.

El resto del equipo Masacre sigue el mismo patrón. Aparecen, dicen un par de frases y desaparecen tal y como han venido. Algunos por exigencias del guión, pero ni si quiera los que más minutos tienen consiguen despuntar un poco. Aunque al final le cojas cariño a esas piernas bonitas de bebé.

critica de deadpool 2 cable

Como os digo, la película es Deadpool, Deadpool y más Deadpool. El resto se encuentra muy atrás en la lista. Y puede que esto haga que algunos acaben saturados de él.

Yo, desde luego, no.

Conclusiones de la crítica de Deadpool 2

Resumiendo, que es gerundio. Deadpool 2 no pretende, ni si quiera, acercarse a Vengadores: Infinity War. Lucha en otra liga. Menos espectacular, menos ambiciosa, pero mucho más fresca y original.

No es una película que pretenda lucirse con un guión ingenioso, con unos personajes trabajados o con unos efectos especiales de la leche. Busca un efecto muchísimo más alejado de todo eso. Quiere darle a todos los espectadores algo más que un cuento de fantasías y de héroes que no se manchan nunca de sangre las manos.

Busca romper esteorotipos, y lo hace a base de los clichés más viejos del mundo. Pero lo gracioso es que lo consigue: Deadpool 2 no es la típica película de superhéroes.

Por desgracia, en su afán de hacer esto se ha dejado por el camino a los personajes secundarios y le han dado todo el peso de la película al enmascarado. Pero dejando eso de lado y sabiendo lo que vas a ver, no hay más peros que ponerle a la película. Un servidor repetirá sin duda alguna.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of