Crítica de El ministerio del tiempo 3x02, espías temporales

Magnífico segundo episodio de temporada. La patrulla de El ministerio del tiempo viaja a 1943 para intentar que la Operación Mincemeat no se malogre. Vuelven los nazis.

Los nazis ya habían sido protagonistas anteriormente, pero la expansión internacional de la serie de TVE obligaba casi de nuevo a recuperar este aciago periodo histórico. El mismo Hitler volverá a hacer acto de presencia, aunque en esta ocasión no pisará suelo español. Os lo contamos en nuestra crítica de El ministerio del tiempo 3×02.

Crítica de El ministerio del tiempo 3x02

La patrulla formada por Pacino, Alonso y Amelia viajan a la Huelva de 1943 para intentar que la historia no cambie una vez más. Aunque da la impresión a medida que van pasando los capítulos que cada vez importa menos esta férrea imposición. En esta ocasión, el ministerio tendrá que tomar además una trascendental decisión en relación a un personaje principal de la serie. Un personaje que está involucrado de lleno en el curso de la historia.

Pacino, el personaje que interpreta Hugo Silva, intenta de nuevo hacer olvidar importantes ausencias. El intento es loable, aunque su carácter no da para igualar lo que hemos dejado atrás irremediablemente. El voto de confianza, no obstante, lo tiene, entre otras cosas porque no hay más remedio que avanzar. El segundo capítulo de la tercera temporada también ofrecerá una nueva despedida. Habrá que ver su duración.

Crítica de El ministerio del tiempo 3×02, dentro y fuera de España

El ministerio del tiempo con su viaje a Huelva realiza un sentido homenaje al pueblo andaluz en varias de sus escenas. El acento típico de la zona fluye con simpatía e incluso la guitarra española tomará el protagonismo en un apasionado fandango.

Continúa en página 2

1 2