Crítica de El ministerio del tiempo 3x04, la musa de Goya

Don Francisco de Goya y Lucientes ha sido el personaje histórico seleccionado esta semana para el hilo conductor de un nuevo capítulo de El ministerio del tiempo. El año, 1799.

El pintor español Francisco de Goya ha servido en esta ocasión para generar la historia de un nuevo capítulo de la serie de Televisión Española. Junto a él han aparecido otros personajes históricos como Manuel Godoy, la Duquesa de Alba o Simón Bolivar. Todo ello ha servido para componer un capítulo entretenido que os contamos en la crítica de El ministerio del tiempo 3×04.

La ficción española ha recuperado en este capítulo un tono más acostumbrado. Su desarrollo no será vitoreado entre los mejores, pero al menos ha servido para resarcirnos del tropezón de la semana pasada. El episodio da comienzo en el presente. En una exposición en el Museo del Prado, los visitantes (uno de ellos) asiste sorprendido al resquebrajamiento ante sus narices de La maja desnuda, uno de los lienzos más representativos de la obra del de Fuendetodos.

La serie, centrada en lo suyo, obvia explicar qué ocurre con el turista que ha asistido al suceso paranormal. Debe ser que en su país de procedencia, era de origen asiático, los cuadros los cuelga el decorador del Colegio Hogwarts. Lo único que se menciona es que el museo cierra la sala mientras no se corrija el problema. Hay que pasarlo por alto.

Una vez centrados en la misión, la patrulla vuelve a estar completa. Tan solo se realiza una pequeña referencia a lo ocurrido en el episodio anterior, cuando tuvo que ser Pacino el que resolviera todo el embrollo. En esta ocasión, los tres han vuelto a trabajar juntos, propiciando un ritmo más adecuado en la narración.

Crítica de El ministerio del tiempo 3x04

Crítica de El ministerio del tiempo 3×04, la cuarta pared

Los puntos ácidos también se han presentado con puntualidad en el cuarto capítulo, ajenos en parte a la historia. En esta ocasión, los guionistas se han permitido de nuevo romper la cuarta pared. Un hecho que no suele ocurrir frecuentemente en producciones de este tipo, aunque no es nuevo en el Ministerio. No es que haya sido un festival a lo Deadpool, pero ha tenido su gracia. Hugo Silva se ha dirigido en un momento a cámara en un divertido chascarrillo sobre películas y series de viajes en el tiempo. A alguien le deben de estar pitando los oídos al otro lado del charco.

Durante la historia del episodio también se nos vuelve a dar pequeños matices de los villanos de la temporada. Por el momento, no se conoce demasiado. Aunque todo apunta que la cabecilla va a ser Marta, el personaje presentado en el primer episodio. Mantener la intriga por el momento está funcionando como un reloj, pero queda la duda de cuánto va a durar el interés de los espectadores. Tienen mucho margen todavía, por lo que no hay que preocuparse. Sin embargo, si se alarga demasiado sin dar datos concretos, el argumento puede ir perdiendo interés.

Crítica de El ministerio del tiempo 3x04

Crítica de El ministerio del tiempo 3×04, conclusiones

No quiero dejar pasar la crítica de El ministerio del tiempo 3×04 sin expresar el torpe final que bajo mi juicio ha sido llevado a cabo. Por no cometer ningún spoiler, no voy a relatarlo punto por punto. Sí diré que la resolución al cuadro de La maja desnuda no me ha parecido acertada. Bien es cierto que todo lo relacionado a ese lienzo en concreto es muy místico, pero es aquí cuando el talento de los guionistas tiene que salir a la luz. El desenlace me ha parecido más propio de Timeless, la borrica (e inacabada) versión norteamericana, que de la original.

Tienes más información de El ministerio del tiempo en la página siguiente.

1 2