Crítica de El ministerio del tiempo 3x05, no hay tanto pan

Valladolid. Año 1605. Lope de Vega, Miguel de Cervantes y William Shakespeare. Felipe III, el Duque de Lerma y la reina Margarita de Austria. Los ingredientes solo podían dejan un buen capítulo en el ministerio.

El Siglo de Oro Español es una de las épocas más recurrentes y prolíficas de una ficción como la que nos ocupa. No en vano, personajes como Colón, Lope de Vega, Miguel de Cervantes o Diego Velázquez vivieron sus días entre 1492 y 1699. Velázquez es uno de los habituales. Otros como Lope o Cervantes ya han aparecido con anterioridad y no se han querido perder este capítulo. Permanece atento a nuestra crítica de El ministerio del tiempo 3×05 para conocer los detalles del episodio.

La patrulla del ministerio tiene que viajar a Valladolid en el año 1605. La firma de paz entre España e Inglaterra corre peligro tras los últimos acontecimientos. Un infiltrado, al que ya habíamos visto con anterioridad, amenaza con romper el acto histórico y cambiar el curso del tiempo. En paralelo, Irene y Ernesto viajan a 1982 para buscar más datos sobre Marta, la misteriosa mujer que cumple el papel de villana en esta temporada. La joven Lola sigue además esperando con impaciencia su primera misión como agente. Uno de los misterios de la serie es conocer si esta nueva Lola cometerá los mismos errores que su versión mayor.

Crítica de El ministerio del tiempo 3x05

Crítica de El ministerio del tiempo 3×05, la serie pide un trato mejor

El quinto capítulo de esta tercera temporada de El ministerio del tiempo vuelve a ser entretenido. Es un auténtico misterio saber cómo la serie goza de una solidez a prueba de balas. Los datos de audiencia no la respaldan, pero demuestra semana a semana una total inteligencia a la hora de tratar las diferentes tramas. Quizá si Televisión Española buscara una franja más beneficiosa para su emisión tendría más éxito. No obstante, si uno se fija en el seguimiento en redes sociales, los fieles siguen estando al por del cañón.

El capítulo vuelve a tener un ingrediente internacional con un histórico al frente. William Shakespeare acompaña a la delegación inglesa a tierras pucelanas. Aunque a la hora de la verdad su presencia solo se aprovecha para provocar un tira y afloja entre Cervantes y Lope de Vega.

Los dos escritores españoles protagonizan los tramos de humor del episodio. Su rivalidad incluso se permite el lujo de abrir la historia. Sin embargo, a pesar de que en la mayoría de los instantes es divertido ver el duelo entre ambos, hay ocasiones en las que es fácil caer en la sensación de que se está ridiculizando a dos grandes leyendas de la literatura española.

Crítica de El ministerio del tiempo 3x05

1 2