Crítica de Iron Fist
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Iron Fist llega a Netflix para convertirse en el cuarto integrante de Los Defensores. Y lo hace con una carta de presentación algo confusa.

Dany Rand es, casi con toda seguridad, el personaje más curioso de todos los que nos ha traído Netflix a la pequeña pantalla. Se supone que es un guerrero sin igual, un arma viviente, un luchador nato y sin escrúpulos. Pero lo que nos encontramos es, prácticamente, a un niño más perdido que unos calzoncillos en el cajón de la fruta. Y esta primera temporada es la búsqueda de… bueno, de lo que quiera que sea él mismo. Vamos con la crítica de Iron Fist, si os parece bien.

Como cada una de las series de Marvel y Netflix, esta cuarta rama de Los Defensores tiene un carisma bastante marcado. Quizás al que más se le parezca por el estilo es a Daredevil, pero no os equivoquéis. El demonio de la Cocina del Infierno es mucho más espectacular peleando.iron fist critica

La serie de Iron Fist no juega a lo mismo que la de Matt Murdock. Ambos son, literalmente y en casi todos los aspectos, la noche y el día. Si Daredevil es individualista y muy seguro de sí mismo, Dany Rand está más tiempo intentando decidir si la ha liado o si ha confiado en la persona correcta. Si nuestro abogado ciego favorito es todo oscuridad, el ricachón en que se convierte nuestro protagonista es más bien una luz que intenta no apagarse.

Y esto es así gracias al cacao mental que nos consiguen hacer los guionistas episodio tras episodio con el plantel de “secundarios” que nos ponen por delante y que juegan al ratón y al gato cambiándose de puesto una y otra vez. No será ni una ni dos veces las que nos preguntemos si hemos descubierto quién es el “verdadero” malo de Iron Fist. O si hemos adivinado las intenciones de todos y cada uno de la panda de cafres a los que tiene que hacer frente Dany Rand.

Este es uno de los grandes puntos a favor de que os quiero contar en esta crítica de Iron Fist. El propio protagonista no es el personaje que lleva la trama en sí, sino que necesita a todos los que le rodean para darle un sentido a todo. Cada uno de ellos tiene un trasfondo y una historia muy bien cuidados y enlazados, y quizás por eso da la sensación de que la serie lleva un ritmo algo pausado al principio. Pero nada más lejos de la realidad.iron fist critica 3

Sin estos momentos de pausa en los primeros episodios donde incluso se quitan de en medio a Iron Fist, no entenderíamos el alcance de las acciones de los personajes a lo largo de la serie. Incluso aún así, hay momentos en los que nos sorprenden para bien o para mal.

Esto deja una sensación acerca de Iron Fist de vacío o de nulidad. No os confundáis. Que Dany Rand no sea el protagonista absoluto o no tenga la convicción que otros héroes de Marvel y Netflix no lo convierten en un don nadie. Es otro punto de vista de alguien atormentado y con muchos problemas en su cabeza pero que quiere ayudar.

Otro punto a favor de la nueva serie de Netflix es el hecho de que es capaz de unir muchas pequeñas tramas que hemos visto a lo largo de las otras series que ya se han emitido. Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage tienen un peso muy importante en los acontecimientos que se van desarrollando, y hay infinidad de guiños a ellos.

Esto hace que el universo de Marvel en Netflix vaya cogiendo más y más fuerzas y nos vaya dando las pistas que necesitamos para presentarnos ante Los Defensores a lo largo de este año 2017. De hecho, ver Iron Fist sin haber visto las anteriores es posiblemente un error, ya que se hace mención a cosas que ocurren en ellos y hay personajes principales que ya han hecho acto de presencia en otros. Y siguen imponiendo lo mismo que entonces.iron fist critica 5

Podríamos decir que es Daredevil el que lleva el peso principal del argumento de Los Defensores, junto con Iron Fist, pero Jessica Jones y Luke Cage también tienen pistas de lo que ocurre con La Mano y todo lo que ello conlleva.

Y es ahora, cuando tenemos una visión global de todas estas piezas del puzle, cuando empezamos a entender un poco el alcance de todo lo que puede dar de sí el futuro de este grupo de héroes y el porqué van a tener que unir fuerzas contra su enemigo común.

Por desgracia, hay algunas cosas que no han terminado de cuajar en la serie, y casi todas ellas ocurren al final del la misma. La mayoría de los personajes están muy bien llevados y con interpretaciones que van desde lo bueno a lo genial (y hay que decir que Iron Fist no es el mejor de todos). Sin embargo, y sin entrar a hacer spoilers, hay detalles que al final, o se escapan, o no se explican bien, y dejan demasiado abierta la segunda temporada de Iron Fist, pero a un coste bastante alto. Y es el hecho de cambiar drásticamente a algunos personajes.iron fist dany rand

La espectacularidad y la tensión tampoco son precisamente el punto fuerte de Iron Fist ya que si buscabas momentos de tensión como el final de Daredevil 2, o el “enfrentamiento” final de Jessica Jones, aquí la cosa se queda algo floja. Las peleas son buenas y están muy cuidadas, pero pecan de lucirse bien poco en muchas ocasiones.

Además, la historia de Dany Rand, lejos de resolverse y de dar comienzo al personaje que es, se queda a medias. Hay muchas incógnitas aún por resolver (algo bueno), pero que esperaba que se hubiesen despejado en esta temporada (cosa mala).

Pero terminemos ya con la crítica de Iron Fist, culpables. No sé si estas preguntas tendrán explicación en Los Defensores o en una hipotética segunda temporada por confirmar de Puño de Hierro, pero lo cierto y verdad es que Dany Rand se queda a medias al final. No es, todavía, el luchador que esperábamos. De hecho, si ponemos frente a frente a Iron Fist y a Daredevil, tengo muy claro por quién quiero apostar.

Eso sí, lo que aún no he entendido es por qué se le recrimina a Netflix y Marvel que Iron Fist no sea asiático, cuando el personaje de los cómics es americano. Y de hecho su origen es tal y como lo plantan en la serie. Si lo cambian, porque lo cambian. Si no, porque no. No hay quién os entienda.