Crítica de La Momia, la misión imposible de Universal

Da inicio el Dark Universe de forma oficial. Otra vez. Universal lo intentó con Drácula. Fracasó. Ahora lo vuelve a tantear con La Momia y Tom Cruise.

Universal ha iniciado un ambicioso plan para completar en la gran pantalla un vasto universo cinematográfico. Tiene en propiedad a los mayores monstruos de la literatura y del cine y por qué no iba a intentarlo. Drácula: la leyenda jamás contada fue el primer disparo, abortado por su fracaso en taquilla. Ahora rescatan el mito egipcio para mezclarlo con Tom Cruise. Os contamos su resultado en la crítica de La Momia.

No muy bien. En realidad, nada bien. La momia es simplemente un nuevo divertimento para Tom Cruise. Un juguete con el que intentar lucirse con sus habituales piruetas rodadas sin dobles. La carrera del actor cuenta con varios ejemplos recientes de notables películas de acción, pero en esta ocasión patina al intentar mezclar acción, terror y humor. Las set pieces no convencen, no hay atisbo de horror por ningún lado y Cruise parece confuso en las escenas más ligeras.

La momia es la simple excusa escogida para otorgar a Cruise el protagonismo absoluto. De la princesa egipcia apenas se da a conocer los detalles justos de su pasado, mientras que a medida que pasan los minutos se convierte más y más en un vehículo para llevar al personaje principal a la meta final.

Crítica de La Momia (2017)

Crítica de La Momia, no hay vida fuera de Tom

Del resto de personajes tampoco hay mucho que sacar. La acompañante de Nick Morton, el nombre del rol de Tom Cruise, es una simple comparsa para forzar la situación. También aparecen en la película el secundario gracioso y un Dr. Jekyll colocado por alguna ordenanza municipal.

El papel de Russell Crowe es una suerte de Nick Furia. Su misión es la de formar un equipo de monstruos a lo Vengadores. Sin embargo, la película no hace el mínimo esfuerzo para contar qué narices hace el Dr. Jekyll y su alter ego en la misma. El guion es tan vago que no se preocupa en explicar el motivo por el que conviven en la actualidad estos monstruos. Por supuesto, el propio Crowe tampoco pone de su parte para hacer creíble a su personaje. Oye, yo vengo aquí a cobrar.

Crítica de La Momia, conclusiones

Si el Dark Universe va a consistir en soltar mitos del cine de terror convertidos en clichés de acción, Universal ya debe haberse dado cuenta que sacar esto adelante va a ser una misión imposible. Ya esté Ethan Hunt al frente o fichen al Capitán América. Para próximas misiones, si es que deciden aceptarla, ya tienen enfilados a actores como Johnny Depp y Javier Bardem. El capitán Sparrow será el Hombre Invisible, mientras que el español se convertirá en Frankenstein. El humilde consejo que puedo dar es que para la próxima se decidan a explicar qué es lo que pasa en pantalla. Si no lo hacen, el tren perderá multitud de viajeros.