Crítica de Wonder Woman, lo mejor de DC desde los Batman de Nolan

El fútbol nos dejó sin la Mujer Maravilla cuando tenía que haber sido. Nos ha tocado esperar impacientemente, pero ya podemos ver en la gran pantalla la mejor película del nuevo universo cinematográfico de DC.

Para encarar la crítica de Wonder Woman he tenido que decidir el peso que dar a las anteriores películas del universo DC en ellas. No ha sido una tarea sencilla por diversos motivos, pero al final he llegado a la conclusión de aparcarlas. Entre otras cosas, porque es lo que hace la propia producción que nos ocupa.

Antes de Wonder Woman llegaron El Hombre de Acero, Batman v Superman y Escuadrón Suicida en un amplio universo lleno de personajes que iban cruzándose de un lado a otro. Pero como consiguieron un resultado tan deficiente, lo mejor que puedo hacer es dejarlas de lado lo mejor que pueda. Aunque siempre tienen que estar presentes.

Es más sencillo porque la Mujer Maravilla juega a otra liga diferente. La película obvia con la misma elegancia que destila el personaje su pertenencia al universo. Una foto, una carta y poco más. No era necesario gastar energías en otros. En una época en la que las producciones del género no hacen más que apostar por incluir cuantos más personajes mejor, ha llegado un cinta más humilde para demostrar todo lo contrario.

Wonder Woman se centra en enseñar los orígenes de Diana. En el primer acto acompañaremos a la princesa de las amazonas por Temiscira, su hogar. Siendo tan solo una niña se establecerá el tono general de la película. La tenebrosa oscuridad da paso a una radiante luminosidad llena de belleza y todo lo que ocurre en la prodigiosa isla se convierte automáticamente en lo mejor de la cinta.

Crítica de Wonder Woman

Crítica de Wonder Woman, Temiscira brilla

La directora del filme, Patty Jenkins, nunca ha querido ocultar sus referencias a uno de los clásicos mejor valorados de los superhéroes, el primer Superman de Richard Donner. Los homenajes a aquella producción son evidentes dentro de Wonder Woman. Pero en lugar de lastrar la película, hacen que sume enteros. Aquel Kal-El era un personaje construido en la luz. Diana es prácticamente idéntica, sumando además una gran dosis de ingenuidad e inocencia, sin eliminar su fuerza, decisión y valentía.

Una vez que el personaje sale de Temiscira, ya acompañado del que da vida Chris Pine, la película comienza a dar pequeños coletazos. No son graves, Wonder Woman es una estupenda cinta de acción, y dentro del subgénero de los superhéroes es una de las mejores producciones de los últimos años, pero sí que pierde parte de su fuerza.

El guion comienza a diluirse entre diferentes ramas que no llevan a nada. La protagonista queda relegada a seguir los pasos del personaje de Pine en unos minutos que en ocasiones se hacen eternos. En cuanto Wonder Woman recupera el protagonismo, todo comienza a marchar de nuevo a las mil maravillas.

Continúa leyendo la crítica de Wonder Woman en la siguiente página.

1 2