El fútbol nos dejó sin la Mujer Maravilla cuando tenía que haber sido. Nos ha tocado esperar impacientemente, pero ya podemos ver en la gran pantalla la mejor película del nuevo universo cinematográfico de DC.

Para encarar la crítica de Wonder Woman he tenido que decidir el peso que dar a las anteriores películas del universo DC en ellas. No ha sido una tarea sencilla por diversos motivos, pero al final he llegado a la conclusión de aparcarlas. Entre otras cosas, porque es lo que hace la propia producción que nos ocupa.

Antes de Wonder Woman llegaron El Hombre de Acero, Batman v Superman y Escuadrón Suicida en un amplio universo lleno de personajes que iban cruzándose de un lado a otro. Pero como consiguieron un resultado tan deficiente, lo mejor que puedo hacer es dejarlas de lado lo mejor que pueda. Aunque siempre tienen que estar presentes.

Es más sencillo porque la Mujer Maravilla juega a otra liga diferente. La película obvia con la misma elegancia que destila el personaje su pertenencia al universo. Una foto, una carta y poco más. No era necesario gastar energías en otros. En una época en la que las producciones del género no hacen más que apostar por incluir cuantos más personajes mejor, ha llegado un cinta más humilde para demostrar todo lo contrario.

Wonder Woman se centra en enseñar los orígenes de Diana. En el primer acto acompañaremos a la princesa de las amazonas por Temiscira, su hogar. Siendo tan solo una niña se establecerá el tono general de la película. La tenebrosa oscuridad da paso a una radiante luminosidad llena de belleza y todo lo que ocurre en la prodigiosa isla se convierte automáticamente en lo mejor de la cinta.

Crítica de Wonder Woman

Crítica de Wonder Woman, Temiscira brilla

La directora del filme, Patty Jenkins, nunca ha querido ocultar sus referencias a uno de los clásicos mejor valorados de los superhéroes, el primer Superman de Richard Donner. Los homenajes a aquella producción son evidentes dentro de Wonder Woman. Pero en lugar de lastrar la película, hacen que sume enteros. Aquel Kal-El era un personaje construido en la luz. Diana es prácticamente idéntica, sumando además una gran dosis de ingenuidad e inocencia, sin eliminar su fuerza, decisión y valentía.

Una vez que el personaje sale de Temiscira, ya acompañado del que da vida Chris Pine, la película comienza a dar pequeños coletazos. No son graves, Wonder Woman es una estupenda cinta de acción, y dentro del subgénero de los superhéroes es una de las mejores producciones de los últimos años, pero sí que pierde parte de su fuerza.

El guion comienza a diluirse entre diferentes ramas que no llevan a nada. La protagonista queda relegada a seguir los pasos del personaje de Pine en unos minutos que en ocasiones se hacen eternos. En cuanto Wonder Woman recupera el protagonismo, todo comienza a marchar de nuevo a las mil maravillas.

Los villanos constituyen otro de los aspectos menos conseguidos del filme. Carecen de la fuerza necesaria para crear sensación de amenaza, en parte por un casting algo desacertado. Tampoco ayuda que se intente crear expectación por conocer quién es el villano y este sea prácticamente anunciado en su primera aparición.

Crítica de Wonder Woman

Crítica de Wonder Woman, lo mejor del universo actual de DC

No obstante, a pesar de pequeños fallos, Wonder Woman hasta el momento estaba siendo más que entretenida. La película es sin duda lo mejor del actual universo DC, pero su acto final es deficiente. No sé hasta que punto es culpa de Jenkins o si aquí hay que responsabilizar más a Snyder, cuya presencia en su su altar da la impresión de ser intimidante.

La batalla final vuelve a cometer los mismos errores que Batman v Superman. El exceso de CGI está a punto de llevar a la ruina el filme. Aunque afortunadamente prevalece la fuerza del personaje. No obstante, me ha resultado muy molesto que los últimos minutos se parezcan demasiado a la lucha contra Doomsday en la que la propia Diana participó.

Ahora que he hecho mención a los efectos digitales, no quiero dejar pasar la ocasión para señalar el mal uso general de los mismos en la película. En las escenas de acción se abusa constantemente de la cámara lenta. El recurso es espectacular si se usa sabiamente. Si por el contrario, no se deja de utilizar, acaba siendo un estorbo. Sobre todo si con ello se muestra con todo detalle el mal modelo CGI de Gal Gadot. Con el villano intentan solucionarlo con una actuación histriónica. Solo sirve para convertirlo en una caricatura.

Crítica de Wonder Woman

Crítica de Wonder Woman, conclusiones

Wonder Woman se convierte en lo mejor que ha hecho DC desde los Batman de Nolan. Es el camino a seguir y avisa del peligro en juntar a varios personajes principales en una misma película. Espero que sirva para abrir los ojos a los productores y despejen un poco el camino de sus universos. Los espectadores ya conocen sus respectivos mundos. No hace falta incluir en las películas individuales otros personajes que dificulten su desarrollo y que distraigan innecesariamente.

La película, sin embargo, no es perfecta. Comienza brillantemente, pero luego se diluye en un metraje excesivo con tramas que podían haber sido recortadas. Nuestra heroína pierde el protagonismo durante una parte esencial y termina por notarse mucho. En cuanto lo recupera, la película vuelve a pegar un subidón.

Al menos hasta llegar a su parte final, en donde la obsesión de Warner y Snyder por empapar sus producciones de CGI está a punto de destrozar lo conseguido. Se salva porque el personaje, nacido de la luz, tiene la fuerza necesaria para derrotar esas malas decisiones.

¿Qué os ha parecido a vosotros? Si queréis podéis dejar vuestra crítica de Wonder Woman en nuestras redes sociales o en el canal de Telegram abierto a vuestra disposición.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of