La banda de Birmingham vuelve en una quinta temporada que se prevé intensa, y Thomas Shelby lo sabe. Crítica del 5×01 y 5×02 de Peaky Blinders.

Han pasado dos años desde que Thomas Shelby fue elegido diputado de su circunscripción para representar a los suyos en la cámara de los comunes. Esto, por supuesto, trae cambios de puertas para fuera, que veremos en esta crítica del 5×01 y 5×02 de Peaky Blinders.

La BBC se hace de rogar, pero cuando quiere vuelve a lo grande con sus series. Esta vez emitiendo un capítulo el domingo y otro el lunes de su serie de éxito, una de las de mayor calidad del panorama actual. La serie, al emitirse en la televisión británica y no en una plataforma como Netflix, nos obliga a esperar una semana para saber qué ocurrirá en lo siguientes capítulos, devolviéndonos así el hype de esperar semana tras semana para conocer más sobre nuestros mafiosos preferidos.

Tras lo acontecido en una cuarta temporada en la que pudimos ver a los Peaky Blinders más en la cuerda floja que nunca, esperábamos mucho de esta nueva temporada. Y lo cierto es que los primeros minutos de ambos capítulos son brutales. A medio camino entre la realidad y lo alegórico, con elementos que parecen mezclar ficción y realidad, Thomas Shelby recibe malas noticias: su imperio de desmorona y su cabeza tiene una diana, pero en forma de cruz.

  Crítica Peaky Blinders 5x03 - Strategy (sin spoilers)

La serie destaca por muchas cosas, pero una de las más importantes es, sin duda, la fotografía. Cada secuencia y cada plano son dignas de exposición. Nos alegra saber que este detalle tan cuidado sigue estando a la altura, puede que incluso mejor, que con respecto a otras temporadas, y es que los entornos, las vestimentas y el carisma de los personajes tienen que hacerse notar.

El crack del 29

La crisis del 29 en la bolsa neoyorkina golpea fuerte a los Peaky Blinders, que vivían a todo tren ahora que eran aun mas dueños de su destino y les salía el dinero por las orejas. Por ello, la banda tendrá que buscar nuevas fuentes de ingresos en el campo que mejor conocen: las apuestas ilegales. Pero claro, no todo quedará ahí, y los favores del pasado se los cobrarán ahora debido a la necesidad.

Thomas Shelby está más apartado de la vida de gánster que llevaba, pese a que sigue manejando todo. Pero moverse entre bambalinas trae consecuencias, y es que al final, si quieres que algo se haga bien, tienes que hacerlo tú mismo, parece decirse Thomas Shelby. Por ello, pese a su situación política y social, no dudamos que volveremos a ver a Thomas bajando al fango y arreglando los problemas que otros pueden ocasionar por, simplemente, no seguir sus instrucciones.

  Crítica Peaky Blinders 5x04 – The Loop (sin spoilers)

Y esto se lo repetirá como un mantra en estos dos primeros capítulos, ya que al mediano de los Shelby originales parece que nadie le escucha y pierde poder. Sus subordinados y familiares, toman decisiones por cuenta propia… salvo el siempre fiel a su hermano Arthur. A su vez, decisiones tomadas por Thomas en anteriores temporadas verán ahora florecer sus correspondientes consecuencias, poniendo una vez más en jaque a la familia.

En estos dos capítulos vemos mucha trama y la preparación de cara a la acción que acontece. Se nos insiste en la idea de que Thomas ya no puede mancharse las manos de sangre debido a su papel político, por ello, como si de House of Cards se tratara, veremos a un Thomas mucho más amenazante con la palabra y con el poder que con las armas y la sangre. Por otro lado, también se insiste en la idea de que, pese a todo, nada ha cambiado, y la banda barriobajera sigue siendo barriobajera pese a que se vistan de lujo.

  Crítica Peaky Blinders 5x03 - Strategy (sin spoilers)

Está claro el rumbo que va a tomar la temporada, y es que los Peaky Blinders, con un Thomas líder pero cada vez más agotado, tendrá que hacer frente a tres problemas: los políticos, las bandas rivales y quizás el más peligroso; la familia.