La crítica se divide entre el amor y el odio a las nuevas Cazafantasmas

Aún falta un mes para que Cazafantasmas llegue a los cines españoles (se estrena el 12 de agosto), pero en Estados Unidos se estrena esta semana y algunos medios ya han podido disfrutar de la película. Las críticas están sorprendiendo, ya que a pesar de que se avecinaba un desastre, muchos críticos están alabando la cinta y afirmando incluso que estamos ante un gran entretenimiento. Otros no han quedado tan convencidos, pero aún así no la sitúan como uno de los grandes fracasos de 2016, como avecinaba mucha gente. A continuación podéis leer un resumen de algunas de las críticas más importantes, recopilado por Entertainment Weekly.

The Guardian: La mala recepción de la película antes de que nadie la hubiese visto no parece haber hecho mella en la película en sí. Hay diversión en casi cada plano, y se nota la energía de un equipo emocionado por revolucionar el paisaje de los blockbusters. Esperemos que todo el mundo le gusten las vistas.

Entertainment Weekly: Cazafantasmas es demasiado servil cuando realiza guiños a la original (aunque sus cameos del pasado son divertidos), y demasiado inestable y plana cuando se aleja de ella (Feig y la coguionista Katie Dippold introducen a un villano fantasmagórico y después no saben que hacer con él). Incluso los efectos especiales “espectrales” son bastante bruscos (verla en 3D no tiene sentido más allá de un par de escenas). McCarthy, por supuesto, tiene varias frases de lunática, McKinnon, la oveja negra del grupo, puede hacer que te rías con solo un movimiento de sus ojos, Jones mezcla su chulería con un toque de entusiasmo y alegría, y el tiempo en pantalla de Wiig es preciso como un reloj suizo. Hasta Chris Hemsworth como recepcionista es divertido. Pero con un reparto tan audaz como este, Cazafantasmas es demasiado suave y juega demasiado sobre seguro. En algún lugar, estoy seguro, hay una versión para adultos del director donde estas mujeres de verdad se dejan llevar. Quiero ver esa película.

cazafantasmas

The New York Times: Deslizándose hasta los cines en un río de limo y un infinito cargamento de buenas vibraciones, la nueva, alegre y tonta Cazafantasmas es una rareza entre las ofertas de los grandes estudios. Es una película muy disfrutable y accesible. Disfrútala mientras puedas ya que esto no pasa a menudo, incluso en verano, cuando se supone que se estrenan los mejores blockbusters. Todo el mundo estará de acuerdo en que si, está genial bobada es exactamente en lo que estabas pensando cuando te preguntabas por qué ya no hacen películas de verano como las de antes.

The Hollywood Reporter: Aunque la nueva Cazafantasmas sigue el modelo e la original, el tonto guión de Feig no tiene esencia. Se queda corta en humor y tensión, y los encuentros espeluznantes se convierten en colisiones rutinarias con espectros creados por CGI que degeneran en un poco envolvente cataclismo sobrenatural desatado en Times Square. Es todo ruido y caos, sin ninguna amenaza y muy poca comedia.

IGN: Cazafantasmas no se decide entre si quiere ser una entrega completamente nueva de la franquicia o un cariñoso homenaje a la original, y por ello está atrapada entre los dos. Por mucho que Feig y Dippold hayan reformulado la esencia, hay demasiados guiños a la original, desde los cameos (solo uno o dos funcionan), pasando por las frases y las canciones icónicas hasta la nueva versión del Hombre de Malvavisco. A pesar de que Cazafantasmas realiza sus propios chistes sobre estos elementos, acaba enterrada por los fantasmas del pasado.

cazafantasmas2

Variety: A pesar de ser más divertida y más aterradora que la original de 1984, Paul Feig no intenta innovar lo suficiente respecto a lo que ya se había visto, llegando a juntar a casi todo el reparto original en cameos que estropean la nueva química de la película.

Hitfix: Hay tantas cosas que funcionan que no importa que el remix del tema principal sea horrible o que haya un cameo que no funcione. La fotografía de Robert Yeoman es encantadora. El diseño de producción de Jefferson Sage evoca a la original sin necesariamente imitarla, y la banda sonora de Theodore Shapiro es solida. Mi familia entera, desde mi novia hasta mis hijos, disfrutaron mucho con ella, y creo que cualquiera que la vea con una mente abierta reconocerá inmediatamente que esto es del mismo Paul Feig que hizo La boda de mi mejor amiga y Espías. Él y Katie Dippold son un gran equipo, y se han preocupado de dar a cada personaje mucho que hacer. Nadie parece desaprovechado, y ninguno parece superficial. La película original siempre será un clásico que significa algo especial para mi, y la buena noticia es que hay una nueva generación que empezará a sentir lo mismo acerca de esta.