Crítica de The Reflection 1x04

Aunque sigue cometiendo los mismos errores garrafales de los anteriores capítulos, The Reflection 1×04 empieza a tomar un rumbo. O, al menos, eso parece.

En un momento de The Reflection 1×04 hay un periódico con un titular que dice algo así como “Unas chicas japonesas recuerdan a las magas de un anime”. Además de resolver el “misterio” de las adolescentes que aparecen de vez en cuando, esta especie de parodia es bastante significativa. The Reflection sabe que no es un anime al uso, y ataca a los tópicos del género. La lástima es que se toma demasiado en serio y comete otros muchos errores.

the reflection 1x04La serie está teniendo un ritmo excesivamente lento. Tampoco sabe provocar emociones adecuadas en los momentos adecuados. Es completamente plano, falto de chispa y confuso por momentos. Todo esto son cosas que llevo repitiendo semanas, capítulo a capítulo. Son errores graves que, además, no tenían ningún otro apoyo detrás.

 

Mejoría

Pero con el capítulo de esta semana consigue desmarcarse un poco. Tras los 25 minutos de hoy se ve algo más clara su intención. El titular de las chicas de anime puede que no esté ahí solo para introducir al grupo de las japonesas.

Por primera vez en 4 episodios dejan de recurrir a la exposición descarada para exponer detalles y que la trama avance. Los tres protagonistas principales (Eleanor, Lisa y el pseudo-Spider-Man-emo) comienzan a entablar una relación. Más que de amistad, de colaboración; les unen intereses similares.

I-Guy, por su lado, también ha tenido sus minutos. Reflexiona sobre su papel mediático y hace la clásica reflexión: “¿quiero ayudar con mis poderes o quiero reconocimiento?”. Como vieja y efímera estrella del rock que nunca quiso parar de brillar, la respuesta se antoja clara. Pero algo le lleva a cambiar y a aceptar el papel de I-Guy. Una evolución que, de momento, no deja ningún conflicto interesante, pero puede que sí lo haga en el futuro.

Información

the reflection 1x04Además, por fin se desvelan varios datos fundamentales para comprender la trama y hacia dónde va a avanzar. Hay mucho odio hacia los reflected (la segregación se deja ver en una paliza injustificada) y hay asociaciones que buscan reclutarlos y otras, en cambio, aniquilarlos. ¿De verdad ofrece una visión tan maniqueísta de los héroes o los malos no serán, en realidad, tan malos?

Este capítulo es, quizá, el que comienza a dar algún sentido a todo el contexto que se ha presentado hasta ahora. Muy poco a poco y tímidamente. Vuelve a caer en sus esperpénticos errores y por más que lo intente (que apenas lo hace) no consigue ni ímpetu ni chispa. Algo que haga saltar del asiento al respetable. Pero por fin introduce algo que puede ser mínimamente decente e interesante.

Vuelvo al principio con un último detalle; Lisa le pregunta a Xon que de dónde ha salido su traje. El comentario, más inteligente y meditado de lo que podría parecer, apunta a lo mismo de siempre; esto es una parodia con tono de crítica. Pero se toma demasiado en serio y sigue cometiendo demasiados errores como para aspirar a ser ninguna de las dos cosas. ¿Seguirá así mucho tiempo o se irán aclarando las ideas?