Crytek logra una licencia "enorme" y se salva de la bacanrrota

Crytek parece que ha puesto fin al particular período de crysis (había que hacer el juego de palabras) que atravesó en 2014. Según ha afirmado Faruk Yerli, uno de los cofundadores del estudio, Crytek ha llegado a una acuerdo de licencia “enorme”.

La noticia viene del medio Develop, que pudo hablar con Faruk Yerli y con Jens Schaefer, relaciones públicas del a compañía. Por el momento, no se conocen más datos ni tampoco se sabe en qué consiste este acuerdo milagroso. Lo que sí está claro es que esta inyección de dinero les ha servido para mantenerse a flote durante un tiempo y no convertirse en la nueva THQ.

2014 fue un quebradero de cabeza para Crytek y para Cevat Yerli, el jefazo del estudio. Los problemas económicos les acosaron y sus empleados tuvieron que dejar de cobrar durante un tiempo. El propio Cevat dijo que había sido un drama, pero que si no hubiera tomado esa decisión, Crytek ya no existiría. Además, también afirmó en su momento que todas esas nóminas seguían pendientes y las pagaría en cuanto pudiese.

Dada la mala crítica que han tenido los últimos juegos de Crytek, parece improbable que sea una secuela de Ryse o Crysis. Mi apuesta personal es que un gran distribuidor, ya sea Electronic Arts, Activision, Ubisoft o Take-Two ha llamado a su puerta para que desarrollen una IP para ellos.

Desde GuiltyBit hemos conseguido imágenes en exclusiva de la situación actual en las oficinas de Crytek:

 

Fuente: Develop