Peligra la continuidad de CS:GO en la Superliga de la LVP

La máxima competición de CS:GO de la LVP no comenzará en febrero, como sí lo hacen las de League of Legends y Call of Duty.

La Superliga de la LVP empezará en febrero de 2017, pero lo hará con un juego menos de los habituales. CS:GO no estará este año en la máxima categoría competitiva de la LVP, según han anunciado sus organizadores.

“La LVP necesita hacer un alto en el camino en la liga de CS:GO para poder pararse a hacer una profunda reflexión sobre la situación actual de la propia liga y sobre los clubs y jugadores que compiten en ella”, se puede leer en el blog oficial de la LVP, en el que han anunciado el parón que sufrirá Counter Strike: Global Offensive. Continúan: “La organización se debe a su público y debe estar segura de poder ofrecer a todo el mundo, tanto a fans como a clubs y a jugadores una competición con una historia que contar, con rivalidades, con equipos y caras conocidas que permitan al público poder seguirla con regularidad y con jornadas regulares que se produzcan con fluidez sin ningún tipo de problema”.

Todo lo que comentan, sin duda, es algo necesario para cualquier tipo de competencia deportiva que quiera tener cierta emoción, pero no creo que ese sea realmente el problema. El único motivo que se me ocurre para que haya un parón de este tipo es la viabilidad. ¿Hay suficiente audiencia de CS:GO en España que pueda compensar la inversión realizada tanto por la LVP como por Orange? Esa es la verdadera pregunta que tienen que estar intentando resolver ahora mismo.

La LVP ha cerrado el anunció del parón con una nota positiva, al menos. “Necesitamos trabajar con las organizaciones para que […] se pueda disfrutar del CS:GO nacional lo más pronto posible”, han dicho. “No es un despido sino una pequeña pausa para cerrar bien nuestros objetivos y poder ofrecerle al público lo que se merece”.