Culpables y Mazmorras - 7 Wonders

Vamos a construir unas cuantas maravillas en nuestro culpables y mazmorras de esta semama con 7 Wonders, un juego de recolección de recursos pero que, a diferencia de otros como Catán, Ora et Labora o similares, es bastante más corto, durando una partida apenas treinta minutillos de nada.

ARTICULO CULPABLES Y MAZMORRAS seven wonders

El objetivo de 7 Wonders es conseguir el mayor número de puntos al final de la partida. Os he engañado ¿eh? Seguro que os esperabais algo así como “el primero que haga su maravilla” o similar. ¡Pues no! Sí es cierto que todo girará entorno a la construcción de nuestra ciudad y su maravilla principal pero eso solo será una ayuda al final de la partida.

Lo primero de todo es elegir qué ciudad y maravilla vamos a construir, aunque más que elegir la cosa queda en azar. Estas ciudades se traducen en un pequeño tablero en el que veremos todo lo necesario para construir nuestra maravilla. En él también aparece un recurso en su esquina superior izquierda. Éste será el que tengamos gratuito y de base para toda la partida.

Lo siguiente es separar las tres eras distintas que vienen representadas por mazos de cartas con un “I”, “II” y “III” en el reverso. Cada carta tiene en su parte inferior un numero que va desde +3 hasta +6, lo cual indica que solo tendremos que usarla si hay más de esos jugadores en la partida (por si estamos lentos hoy, el máximo es siete jugadores). Si no, se descartan y el resto se baraja y se le da siete cartas a cada individuo.

Una vez tenemos todo esto, comienza la partida con la primera era. Todas se juegan exactamente igual aunque con algunas variaciones. Para empezar, los turnos son comunes, es decir, todos los jugadores seleccionarán una carta que puedan jugar de su mano y la pondrán bocabajo delante suya. Una vez que todos hayan hecho lo mismo, se juegan las cartas a la vez y las cartas que NO hayamos usado se dan, bocabajo, al jugador que indique la parte trasera de la carta. En las eras uno y tres será hacia la izquierda y en la segunda hacia la derecha. Cuando solo queden dos cartas en nuestras manos, elegimos una y desechamos la otra, que se pierde.

7 wonders eras

Al final de cada era se libran una serie de combates pero de una forma muy sencilla. Cada jugador luchará contra los que tiene a su derecha y a su izquierda y el que tenga más puntos de batalla recibe 1 punto de victoria en la primera era, tres en la segunda y cinco en la tercera mientras que el que pierde recibe un menos uno. Y así hasta el final. Parece sencillo y realmente lo es. Lo complicado del juego está en intentar adivinar qué carta te va a llegar y cuál no, para usar las que más te convengan o quitárselas a tus enemigos.

Las cartas que podremos jugar se dividen en varios tipos. Están las materias primas necesarias para poder construir los edificios o maravillas. Madera, mineral, arcilla, etc. aparecerán sobre todo en la primera era y algo más escasas en la segunda. Olvídate de verlas en la tercera. Estas cartas se colocarán junto a la materia prima que nos da nuestra ciudad por defecto y las tendremos disponibles en cada turno, es decir, no se gastan. Eso sí, solo podremos disponer de una unidad por cada carta que tengamos, es decir, si queremos construir un edificio que pide dos de madera y uno de mineral tendremos que tener al menos dos cartas que nos den madera y otra más que nos dé mineral.

Hay cartas que nos permiten elegir entre dos materias primas por turno, pero no podremos usar las dos a la vez. También existen las materias elaboradas como las telas, o la investigación que funcionan exactamente igual que las primeras. Si en nuestro turno necesitamos alguna de la que no dispongamos siempre podremos comprarle algo al vecino. Le damos dos monedas y en paz oye. Lo mejor es que esto no impide que el usuario de esa materia prima pueda usarla en su turno también.

7 wonders tablero

Todo esto sirve para poder construir las cartas de edificios. Los hay de varios tipos como los “normales” que concederán puntos de victoria o nos permitirán construir otros mayores; los de “combate” que nos darán puntos de batalla para librar las guerras al final de la era; los de comercio, que permitirán que ganemos oro si cumplimos los requisitos que nos piden; las de “combos” que son cartas con tres símbolos distintos que, si juntamos tres iguales o uno de cada, nos darán muchos puntos de victoria; o los de “gremios“, que sirven para conseguir directamente una gran cantidad de puntos de victoria usando para ello a los que tengamos a la derecha o izquierda.

Hay algunas cartas que nos permitirán construir edificios gratis. Por ejemplo, si tenemos el acueducto podremos construir los baños sin tener que pagar el coste en materias primas, pero claro, nos tiene que llegar esa carta. Por el contrario, también hay cartas puñeteras que no solo pedirán materiales sino edificios concretos. Ojo con esto que si no nos damos cuenta nos desmontarán la estrategia.

Todas las cartas de edificios aparecen en todas las eras menos las de gremios. Éstas solo lo hacen en la tercera. El resto irán aumentando de beneficios conforme avance el juego, así, lo normal es que un edificio de combate de la primera era solo nos dé un punto de batalla pero uno de la tercera nos dé tres.

Las maravillas se construyen exactamente igual que los edificios pero cuando tengamos los materiales que necesitamos para hacerlo cogeremos una de las cartas de nuestra mano y la pondremos bocabajo sobre la maravilla. Esto hará que esa carta ya no sirva para otra cosa pero a cambio nos dará el beneficio que sea, como oro, puntos de batalla, de victoria o construir edificios gratis.

Vale, sí, perdí en mi primera partida, pero solo por tres puntos

Vale, sí, perdí en mi primera partida, pero solo por tres puntos

Cada era cuenta pues con seis turnos que se juegan muy rápido (ni diez minutos cada uno), y al final de la tercera se hace el recuento de puntos que nos dan las cartas que tenemos en nuestro tablero particular. El que más puntos tenga gana, y el que menos, pues es cosa vuestra decidir si pegarle o hacer que pague la cena.

Sencillo, rápido y divertido. 7 Wonders es un juego que sirve para matar esos minutos sueltos que quedan antes de que empiece la película o el partido o con alguna visita inesperada. En media hora los tienes listo y pueden jugar hasta 7 personas. Muy recomendable, sobre todo, si te gusta el tema de recursos.

 

 

 

 

media hora

recursos

tres eras

maravillas

tipos de cartas

ganador