Culpables y Mazmorras VII - Munchkin Zombies

Que los zombies están de moda es algo que a nadie va a pillar por sorpresa. Lo que tal vez si sea más raro es que la “zombimanía” lleve entre nosotros más de 15 años y no parezca tener fin. Munchkin Zombies solo viene a repetir lo que todos ya sabemos, que los zombies molan… y mucho.

ARTICULO-CULPABLES-Y-MAZMORRAS-Munchking-Zombies-680-774x250

Trampas para ratones

Unas chanclas muy… “cómodas”

Muchos de vosotros conoceréis la saga de juegos Munchkin, los hay basados en Cthulu, superhéroes, Star Wars/Star Trek, vampiros, piratas, etc… sea cual fuere la ambientación, el esquema de todos ellos es básicamente el mismo, un juego de cartas donde el objetivo es llegar a nivel 10 y putear a nuestros amigos por el camino.

En Munchkin Zombies adoptaremos el rol de un zombie genérico cualquiera y nuestro objetivo es comer cerebros. Si, habéis leído bien, en este juego no somos humanos escapando o masacrando zombies si no humildes zombies en busca de nuestro alimento favorito cereeeebrooos… lo cual ya da una idea del tono macarra que envuelve el juego.

A esto…. ¿como se juega?

Aunque no os voy a explicar aquí con pelos y señales como se juega (podéis bajaros las instrucciones en la página de EDGE) os voy a dar una ligera idea de como van los turnos.
En primer lugar este juego solo incluye el mazo de cartas por lo que los contadores de niveles os los tendréis que buscar vosotros mismos, no os recomiendo que sea un boli y un papel porque vais a estar subiendo y bajando niveles todo el rato y acaba siendo un coñazo (yo uso garbanzos).

munchkin-zombies

El mazo de cartas se divide en cartas de Dungeon (donde están los monstruos, maldiciones, clases, etc…) y cartas de Tesoro (armas que equiparnos, potenciadores, subidas de nivel automáticas, etc…) que se barajarán y se pondrán en dos montones diferentes. En cada turno de jugador deberemos levantar una carta de Dungeon boca arriba (que la vean todos vamos) y llevar a cabo la acción correspondiente, si nos sale un “monstruo” lucharemos contra el solos o con ayuda de algún otro jugador(y quien dice ayuda quiere decir que nos ayude a nosotros a ganar o al monstruo a que nos gane), si es una maldición nos la comeremos y nos afectara en ese momento, etc… si en ese primer levantamiento no aparece un monstruo o una maldición podemos llevar a cabo una de las siguientes acciones:

  1. Buscar problemas” esto quiere decir que si entre las cartas que tenemos en la mano disponemos de un monstruo al que estemos seguros de poder vencer es el momento de lanzarlo, acabar con el y cobrar la recompensa en tesoros y niveles, pero recuerda: cualquier monstruo insignificante puede volverse una mala bestia con ayuda de tus “amigos”…
  2.  “Saquear la habitación” esto es levantar otra carta del mazo de Dungeon, esta vez sin enseñarla a los demás y quedarte su contenido.
ShiningPorcelainArmor

Aquí tenemos la armadura de brillante procelana

Si en algún momento al monstruo o monstruos (si, pueden ser más de uno…) no puedes vencerlos tienes la posibilidad de huir de ellos haciendo una tirada de dados, pero no creas que es fácil escapar… en caso de no conseguirlo se te aplicará el “mal rollo” que esté escrito en la carta (unas veces mueres, otras te quitan determinado objeto o X numero de niveles… Hay tantas maneras de perder como cartas en el juego).

Y así es básicamente como pasaría un turno de juego así que ahora le tocaría al siguiente jugador y hasta que llegue alguien a nivel 10.

Entonces ¿Munchkin Zombies o cualquier otro Munchkin?

Bueno, como he dicho al principio de este reportaje todos los Munchkin son esencialmente iguales, esto es tan así que puedes mezclar diferentes juegos de la saga para hacer la experiencia más loca. De una saga a otra se incluyen algunas cartas especiales, alguna regla complementaria y poco mas por lo que tu elección depende en gran medida de que ambientación te atraiga más.

Como es norma en la saga las cartas están repletas de humor parodiando los clichés del género y no podrás evitar reírte cuando te aparezca el monstruo “repartidor de pizzas” o lleves equipado la armadura “De brillante porcelana” el calzado “trampas para ratones” y el arma “intestino látigo“.

En resumen un juego con un factor de puteo al personal muy alto no recomendable para personas muy competitivas o rencorosas. Muy rejugable y fácil de aprender (la primera partida os costará un poquitín, pero luego va todo rodado) si vuestros amigos están empezando a interesarse por esto de los juegos de mesa esta es una buena opción.