Danganronpa Another Episode: Ultra Despair Girls - Análisis PS Vita

Danganronpa ha sido una de esas sagas que gracias a PS Vita se han marcado un tour mundial y han encandilado al público. Con esta premisa no es de extrañar que en Spike Chunsoft anden preparando ya una tercera parte de esta novela visual, pero para saciar nuestra sed, han dejado caer un spin-off de la saga: Ultra Despair Girls.

Que no pare la desesperación

En esta ocasión nos encontramos con bastantes diferencias respecto a sus dos predecesores, y es que no solamente estamos ante un cambio de la historia (tema del que se hablará más adelante), sino que dejamos de lado la investigación para meternos en un juego de acción en tercera persona, pero sin perder el peso argumental que teníamos en las dos primeras partes.

En Ultra Despair Girls nos ponemos en la piel de Komaru Naegi, ni más ni menos que la hermana pequeña del protagonista de la primera parte, Makoto. Situada entre las historias de los anteriores juegos, nos encontramos medio año después de los acontecimientos del primer Danganronpa, donde descubrimos que Komaru se encuentra secuestrada en un apartamento desde el comienzo del primer juego, hasta que un día de repente Monokuma rompe la puerta con la intención de matarla, siendo ésta su oportunidad de escapar y descubrir una invasión de cientos de copias del oso de peluche con intenciones asesinas. De esta manera, nuestro objetivo es intentar escapar de la ciudad de una sola pieza.

Al igual que en el resto de la saga, volvemos a tener un título donde las escenas soportan casi toda la carga de la historia, de forma que no será todo pegar tiros a Monokumas a ton ni son. Esto alegrará a quienes les gusten las historias más trabajadas en los videojuegos, pero quienes quieran pasar a la acción esto puede hacer que el juego les sea lento, y es que un ejemplo de ello son los 10 minutos de gameplay que tenemos en el prólogo combinados con más de media hora de escenas y conversaciones.

Y hablando del gameplay, éste es bastante adictivo, ya que el mapeado es lineal con un poco de libertad, lo que hace que el jugador vaya directamente al grano para seguir avanzando en la trama, pero con coleccionables secretos en el camino para andar con los ojos abiertos y mirar todas las callejuelas.

Si encima tenemos en cuenta los desafíos que encontraremos en forma de limitación de tipos de disparos o condiciones especificas de cruzar algunas salas pues hacen que los pasillos sean más llevaderos. Y, cómo no, tenemos puzles y mejoras para nuestras habilidades por el camino.

Por parte de Komaru solamente contamos con un arma: un megáfono. Obviamente, no se trata de uno normal, ya que a base de distintas modificaciones que conseguimos a lo largo del juego, podemos hacer que sea desde una pistola hasta un controlador mental de Monokumas, dando así hasta 8 opciones diferentes, todas ellas con su utilidad. A diferencia de otros juegos donde se suele dejar olvidadas las primeras armas al conseguir las más poderosas, aquí al tener una función distinta cada disparo se nos obliga a saber manejarlos todos, algo agradecible.

A parte, también podremos tomar el control de una vieja conocida: Toko Fukawa, o mejor dicho, de Genocide Jack. Con un botón pasaremos de Komaru a Jack, que cuenta con devastadores combos y ataques físicos para arrasar, sin contar con su invulnerabilidad. Como es lógico, solamente podremos usarla temporalmente, y es que mientras tenemos su control irá bajando su indicador de energía, haciendo que esté bloqueado su uso una vez llegue a cero.

La pantalla táctil y trasera tienen nulo uso, por desgracia.

Como si un solo Monokuma no diera suficientes problemas

Komaru NaegiNo obstante, no todo es alegría en el juego, y es que en el cambio de género -no, Monokuma no es ahora una osa- se ha perdido algo de la esencia de la saga, sobre todo en el malévolo oso de peluche, que pasa ahora a ser un NPC genérico sin su encantador humor y ansia asesina. A cambio, tenemos otros personajes encargados de llevar en sus hombros el carisma, pero no es lo mismo. Y, por supuesto, el pasar de resolver un misterio rodeado de asesinatos a intentar escapar de un apocalipsis hace que se pierda mucha intriga por el porvenir de la aventura. Salvo eso, seguimos con bastantes símbolos de Danganronpa: la sangre rosa, la violencia exagerada pero llevada a un campo no tan serio y esa banda sonora tan maravillosa de la saga.

Por la parte gráfica estamos ante una maravilla visual, y no solamente por el llamativo estilo de la saga, sino por lo bien acabados que están los personajes, muy cercanos a la animación japonesa. Además, tenemos algunas escenas en forma de anime, aunque por desgracia no son muchas, predominando aquellas que están desarrolladas con el motor del juego, que nos deja unos vídeos algo robóticos y con poca expresividad.

En la parte del audio, los chicos de Spike Chunsoft vuelven a lucirse con una banda sonora sublime. Si también tenemos en cuenta que gran parte de las conversaciones están dobladas pues se llevan otro tanto a favor, aunque no ganen por goleada al estar éste solamente en inglés y no contar con la opción de disfrutar de las voces japonesas.

Obviamente, el juego nos llega en inglés, algo que no será un problema para quienes tengan algo de soltura con la lengua de Shakespeare. No obstante, el no contar con subtítulos en las escenas puede ser un problema para quienes no tengan tanta habilidad en la parte de listening.

A pesar de no ser prescindible haber jugado a las dos entregas anteriores, es recomendable al menos haberle dado caña al primero para pillar todos los guiños y matices de la historia. Si no tenéis el juego no hay problema, ya que existe un anime de 13 episodios basado en él, perfecto para calentar antes de darle caña a Ultra Despair Girls.

True Despair Girls Anime

Danganronpa Another Episode: Ultra Despair Girls - Análisis PS Vita
Puede que el cambio de género haya dejado atrás algunas de las claves de Danganronpa, pero seguimos teniendo gran parte de los encantos de esta saga de vuelta con el objetivo de quitarnos un tiempo de la investigación, dando de resultado un juego francamente divertido que gustará a aquellos que quieran una historia interesante acompañada de algo de caña.
El cambio de género pero conservando el peso en la historiaPersonajes carismáticos, aunque falta por desgracia el rey de todos ellos: MonokumaLargo como sus predecesores
Si quieres saber más sobre la saga, obviamente tienes ahí Danganronpa 1 y 2Para aquellos con más ganas de acción, la portátil de Sony tiene Killzone Mercenary o UnchartedY si queréis más juegos con un corte tan de anime/manga, ahí tenéis más de medio catálogo de PS Vita
8.3Buena caza de osos
Gráficos8.5
Sonido8.7
Jugabilidad8
Entretenimiento8
Puntuación de los lectores 1 Voto
9.9