Dark Souls 3 te demuestra por qué nunca debes rendirte en su PvP

Con la llegada de Dark Souls 3 a nuestras vidas, vuelven las trampas, enemigos difíciles y jefes imposibles, por no hablar de las invasiones de otros jugadores en lo que llamamos PvP o Player versus Player. Sin embargo, por muy mal que vayan las cosas cuando te enfrentes a otro jugador, el juego de From Software te demuestra en este vídeo que no debes rendirte jamás porque, amigo culpable, la vida da muchas vueltas.

Sino que se lo digan a este invasor que aparece felizmente en la partida de otro para tocar las narices. De primeras el invadido recibe una buena somanta de palos que lo dejan casi en coma, pero milagrosamente ejecuta un parry que le permite asestar un ataque que derriba al invasor, para posteriormente terminar con su vida.

Personalmente me encanta como al terminar el combate se tira al suelo como diciendo “madre mía, pabernos matao”. Imagino que el propio jugador haría lo mismo en su casa tras lograr sobrevivir y alzarse con la victoria con un suspiro de vida.

Dicho lo cual, ya ves que en Dark Souls 3 es posible salir victorioso de las situaciones más adversas. Os recordamos que esta tercera entrega cierra definitivamente una trilogía aclamada por la comunidad y que la tenéis disponible desde el 12 de abril en PlayStation 4, Xbox One y PC.

Dark Souls 3 te demuestra por qué nunca debes rendirte en su PvP

El RPG de Hidetaka Miyazaki ha gustado mucho, aunque presente algunos problemas en su versión de PC, pero puedes leer el análisis de nuestro culpable Zeben donde te contamos absolutamente todo sobre el juego.