David Hayter, voz de Snake en la saga Metal Gear, llegó a vomitar sobre un micrófono

Debido a la huelga de actores de doblaje David Hayter, Jeniffer Hale y Phil LaMarr han comentado algunas de las malas condiciones que han vivido dentro de su trabajo.

La huelga de actores de doblaje sigue levantando dolores de cabeza dentro de la industria del cine y el videojuego, aunque nos está permitiendo descubrir algunas curiosidades del dicha profesión, teniendo las de hoy como protagonista a David Hayter, conocido entre los viciadetes por ser la voz de Snake hasta que Kojima decidiera reemplazarlo por Kiefer Sutherland en Ground Zeroes y The Phantom Pain.

El actor comentaba a la CBC News que una vez tuvo que hacer tantos ruidos de vómitos en una grabación que al final la cosa dejó de ser ficticia y acabó vomitando sobre el micrófono. A pesar de no especificar en qué trabajo ocurrió esta situación, al menos en la saga Metal Gear solamente se nos ocurren los cigarrillos de Metal Gear Solid y las situaciones de tomar comida en mal estado de Snake Eater, siendo esta última la que más se ajuste con la anécdota.

Pero ojo, que las cosas no se quedan aquí, y es que hay casos como el de Jeniffer Hale, voz de la Shepard femenina de Mass Effect, que asegura que en ocasiones les obligan a forzar tanto la voz que incluso acaban perdiendo ésta en unos días, además de destacar que un amigo suyo se encuentra en reposo debido a una operación de las cuerdas vocales que le dejará sin trabajo unos meses.

Para rematar la situación, otro veterano del doblaje, Phil LaMarr, ha mostrado su frustración con los pluses del mundo de los videojuegos, y es que si un título se vuelve un éxito tanto desarrolladores como programadores reciben un extra económico, quedando fuera de este pago los actores de doblaje.

feminine-shepard

Como veis, culpables, los actores de doblaje no tienen un camino de rosas precisamente en su empleo, por lo que esperamos que esta huelga termine con un mayor reconocimiento en su trabajo y unas mejores condiciones laborales.