Los padres del Duke Nukem original vuelven a la carga con lo mejor que saben hacer. Descubre Wrath: Aeon of Ruin y su apuesta por el shooter clásico.

Tenemos que dar gracias a nuestro señor Jonh Carmack por haber resucitado a DooM con su reboot de 2016. Su éxito sirvió de inspiración para que muchos estudios de corte indie apostasen por recuperar el shooter noventero. Ese género tan rompedor, visceral y gore que nos vuelve locos a los veteranos. Pues bien, amado culpable, descubre Wrath: Aeon of Ruin y déjate seducir por su metal pesado.

Desde Gameinformer nos hacemos eco de su divertido planteamiento, uno, claramente inspirado en Quake. Con apartado gráfico rememorando shooters de la viejita PSone -Lifeforce Tenka, no te estoy sonriendo ni nada- tendremos que abrirnos paso a golpe de escopeta y todo tipo de armamento demoníaco. La casquería estará servida y llenar la botella de litros de sangre no estará mal visto, para variar.

Junto con el excelentísimo Dusk, la epopeya tecnológica de Hard Reset y la propuesta uber hardcore de Ion Maiden, este Wrath: Aeon of Ruin promete saciar el paladar de los jugones más veteranos o aquellos que busquen experiencias frenéticas a la par que desafiantes. Una pena que el reciente STRAFE no pueda sumarse a esta maravillosa lista, sus problemas de diseño lo lastraron al vacío del olvido.

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of