Tras los despidos en Sony Santa Monica, Jonathan Blow opina sobre la industria

Parece que los recortes en personal que sufrió ayer mismo Sony Santa Monica han dejado al sector en un pequeño estado de shock, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un equipo desarrollador de gran prestigio dentro de las first parties de Sony, y creadores de una de las franquicias con más solera de la marca PlayStation, God of War.

Uno de los damnificados es Jonathan Hawkin, diseñador de niveles, que esta mañana usó Twitter para escribir unas líneas:

Ayer fui despedido. Ha sido una época de diez años en los que he trabajado en juegos con puntuaciones superiores al 90. Creo que he logrado todos mis objetivos excepto uno: partir de cero y crear una nueva IP AAA. Lo más triste de despertarme hoy ha sido pensar en que no voy a trabajar más con mi familia. Segundo, el dolor que siento por mis amigos que también han perdido su trabajo. La peor parte de todo es pensar en ese nuevo juego en que estaba trabajando y que nadie jugará nunca. Siento como si os hubiera fallado.

God of War

Esta es la parte lacrimógena de la historia. La parte crítica la pone Jonathan Blow, creador del maravilloso Braid, y que próximamente llevará The Witness a PlayStation 4, que ha dicho las cosas bien claras:

A los editores les gusta hablar sobre los riesgos y miedos que supone publicar una nueva IP, y de si vale la pena o no. Eso es un pensamiento muy limitado, porque todos y cada uno de los blockbusters que ahora llenan los bolsillos de Mr Tío en Traje de Negocios fueron nuevas IP alguna vez. God of War, Call of Duty… fueron nuevas IP un día, ¿por qué esto, siendo tan obvio, es incapaz de verlo Mr Tío en Traje de Negocios? Tal vez, la próxima vez que me encuentre a uno de estos tíos le pediré que me nombre una vieja IP que nunca haya sido nueva IP.

Poco que añadir a las sabias (y evidentes) palabras de Blow…

Vía VideoGamer/DualShockers