No tendremos contenido RPG en Sekiro: Shadows Die Twice

Mala suerte, amantes de los Souls: lo nuevo de FromSoftware se aleja de lo tradicional. Estos son algunos detalles sobre Sekiro: Shadows Die Twice.

A la prensa del videojuego probablemente le vaya a dar un derrame cerebral cuando se enteren, pero bueno. La gente que puede vivir sin citar Dark Souls (yo no) se alegrará al conocer las nuevas sobre el próximo título de FromSoftware. Pero bueno, de todas formas os dejo aquí un par de nuevos detalles sobre Sekiro: Shadows Die Twice.

Tras haberlo visto en movimiento, PC Gamer ha confirmado que este no será otro Souls más. Y menos mal, porque empezaba a cansar la cosa. La esposa de Pikó (Sekira) no tendrá ni armas nuevas, ni armaduras ni estadísticas. Como mucho nos vamos a encontrar con dispositivos para el brazo que nos ayudarán a luchar contra nuestros enemigos. Vamos a llevar siempre la misma katana en la mano derecha, pero la prótesis de nuestra siniestra será la encargada de activar estos artilugios. Escudos, una antorcha, petardos,… Y lo más importante: el gancho.

Su función recuerda ligeramente al gancho de DmC, aunque al parecer este no parece limitado a usarse en determinados puntos fijos. Podremos usarlo para escalar tejados, acantilados y muchas más cosas. También podremos usarlo para atraer enemigos hacia nosotros (aquí es donde decís “Ah, por eso ha dicho el DmC el subnormal este”).

Respecto al combate en sí, al parecer esto recuerda más a Nioh que a la saga Souls, ya que todo gira en torno a la “postura”. Cuando ataquemos a los enemigos, estos podrán bloquear nuestros golpes sin problema, pero perderán postura con el tiempo. Una vez la tengan lo suficientemente baja, podremos atacarles con un movimiento final muy violento, pero esto funciona igual con nosotros. Es por eso que venden el combate de Sekiro como uno “más auténtico a un duelo de espadas”.

Tenchu Creed: Shadows Die Mordor

Otro aspecto que se trató fue el sigilo, el cual será también un componente muy presente en Sekiro. Pegarnos contra la pared, ocultarnos en arbustos o colgarnos de cornisas estarán a la orden del día. Y si conseguimos ejecutar un ataque sigiloso sobre nuestros enemigos, el resultado será fatal para ellos. Al tener un componente más centrado en la verticalidad y en el sigilo, no tendremos que estar repartiendo espadazos todo el rato. ¿Pero qué ocurre cuando estiramos la pata? Pues una cosa bastante curiosa.

detalles sobre Sekiro: Shadows Die Twice

En vez de regresar al último punto de control, en Sekiro podremos resucitar y saltar directamente a la acción de nuevo. La locura reside en que, cuando morimos, los enemigos pierden interés en nosotros y se van a seguir con su vida. Es por esto que se puede emplear la muerte como ataque sorpresa para acabar con enemigos de forma rápida e inesperada. Interesante sin duda, aunque al parecer tendremos un límite de veces que podemos resucitar.

Por último, cabe mencionar que será un mundo abierto. Esto no sorprende, ya que es costumbre en los juegos de FromSoftware. Eso sí, el estilo japonés puede que resulte más sencillo, pero no por ello eso le quita belleza. No se sabe todavía bien cómo de denso será el mundo, pero no es una locura decir que será digno de recordar. Pero no como el de Agony, aquí hablo de recordar para bien.

 

No Hay Más Artículos