Vasilii, un niñato violento y (ex)jugador profesional de League of Legends, ha sido detenido por un caso de “violencia doméstica”. Qué mal perder hay en los videojuegos si eres idiota…

Las autoridades chinas han detenido a Vasilii, el ya exjugador profesional de League of Legends por “un incidente de violencia doméstica”. También llamado “ser violento e infantil y maltratador”, si dejamos de lado los eufemismos. ¡La sociedad de los videojuegos es tan madura, serena, comprensible y respetable como siempre!

Según informó Riot el pasado viernes, Li Wei Jun (el jugador en cuestión) fue suspendido de la competición. Es, hasta que termine la investigación, una suspensión temporal; en cuanto termine el procedimiento será plena. “No hay lugar para la violencia física en la comunidad de League of Legends”, sentenció la compañía. Es irónico que maticen lo de “física”; si te pasas el día “solo” amenazando e insultando a la gente ya está todo bien. Más irónico es, aún, en este caso.

LEER MÁS:  Revisamos en vídeo las características de Remnant: From the Ashes

Esto ha derivado en más cosas, según puedo leer en ESPN. Newbee, la organización china de eSports, ha anulado el contrato de Vasilii por “comportamiento inmaduro y no profesional”. La plataforma de streaming ZhanqiTV también ha finiquitado toda la relación que tenía con el niñato.

Esto viene de una partida que estaba jugando y retransmitiendo este sujeto el pasado jueves. Tras perder, en un alarde de madurez y deportividad, comienza a enfrentarse a su novia y a destrozar su habitación. No obstante, según un comunicado de la novia (de la que no he podido encontrar el nombre, mis disculpas) traducido en Reddit, Vasilii nunca llegó a golpearla.

Este punto es quizá, de ser cierto, lo único positivo de esta historia. Además de la rápida intervención de las autoridades y la suspensión de Riot y la competición. Ojalá pasase lo mismo con los miles de casos de violencia machista y de acosos que hay en las altas esferas.