Diablo 3, se acabó eso de ser invinciwizard

Invinciwizard -que lo primero que me trae a la mente es la palabra imbécil, no sé a vosotros- es una palabra que ha alcanzado fama mundial en apenas veinticuatro horas, debido a que es el vocablo elegido por las masas para denominar a los magos tramposetes que empezaron a aprovecharse del exploit de Diablo 3 del que os hablábamos ayer.

Blizzard, que seguro que ha tenido a un buen puñado de programadores a golpe de látigo y Monster durante estos días, ha logrado por fin erradicar el famoso exploit que traía de cabeza a medio mundo y tramposeando al otro medio. Y es que el hecho de que haya pasta de verdad en el título hace que estas “pequeñas cosas” que componen el día a día en cualquier otro juego, aquí se conviertan en un verdadero DEFCON 2.

La compañía, que está dispuesta a hacer lo imposible porque estas cosas no se vuelvan a repetir, ruega encarecidamente a los usuarios que reporten cualquier bug o exploit que detecten, a lo que yo respondo: Señores de Blizzard, inviertan un poquito más en beta-testers.De nada.