Han pasado 4 años desde nuestro primer contacto y hay cosas que han cambiado. Veamos las diferencias entre los tráilers del remake de Final Fantasy VII.

Justo cuando quedaba un mes para terminar un flamante 2015 en lanzamientos, Sony nos dejó con el culo torcido al mostrar, por primera vez al mundo, el vídeo introductorio de Final fantasy VII Remake. No obstante, no hemos vuelto a ver más material del juego en movimiento hasta ayer, donde en el segundo State Of Play, S-E presentó el nuevo vídeo. Muchas cosas han cambiado desde entonces y vamos a comprobar las diferencias entre los tráilers del remake de Final Fantasy VII.

En cuanto al tráiler de 2015 lo primero que nos asalta a la vista son la paleta de colores y el tono del videojuego. Un uso reiterado de oscuros, con una base verde, sirven para dar vida al entorno cromático del remake, que recuerda en cierta medida a los antiguos tráilers y gameplays del cancelado Final Fantasy versus XIII.

LEER MÁS:  Las materias de Final Fantasy VII Remake serán diferentes del original

La Banda Sonora también es llamativa en cuanto a la evocación de un tema muy conocido como es Opening ~ Bombing Mission. Se trata de una pieza remasterizada y enriquecida con más instrumentos y tonalidades. Pero sin duda alguna, lo que más llama la atención son el diseño gráfico y los combates.

Un Cloud más oscuro que el original y un Barret menos “armario empotrado” y con aires de Blade. Los diseños de los personajes contentaron y prendieron las antorchas de los fans a partes iguales. Unos querían que todavía fuesen más fieles a los originales mientras que otros quedaron totalmente complacidos. Hablando del combate, sorprendió por presentar una vertiente más encaminada a la acción y muy pareja a lo mostrado en los gameplays de Final Fantasy XV, sobre todo en los efectos especiales.

Sin embargo, si saltamos al tráiler que pudimos vislumbrar ayer, la cosa cambia bastante. El despliegue cromático difiere ligeramente, apostando por colores más vivos y tomando como base el rojo. Los personajes se han vuelto a rediseñar para que se parezcan todavía más a los originales, sobre todo si nos ceñimos a Barret, que está algo mas cachas e incluso le ha vuelto su famoso pelo en pecho.

LEER MÁS:  Ya puedes contemplar la demo entera de Final Fanasy VII Remake

La pista utilizada es Aerith’s Theme, o al menos lo parece una vez aparece la muchacha en pantalla. Un tema más frenético y alejado de la naturaleza clásica de Final Fantasy que nos ha sorprendido bastante. Y que decir de cómo se ve todo en movimiento, más fluido y menos pasillero.

Aunque las diferencias más palpables las notamos en los menús de combate. Se han vuelto a reconstruir con un colorido y una forma que recuerdan más al clásico, aunque el juego sigue apostando por la acción, dejándonos atónitos con el despliegue de límites tan famosos como el Corte Cruzado de Cloud.

Todo apunta a que hubo un reinicio del proyecto cuyo desarrollo actual parece estar avanzado.

La verdad, es que con el nuevo enfoque gráfico da la sensación de que hasta se ha cambiado de motor. El tráiler que vimos en el E3, y posteriormente en el PAX 2015, corría con una build del motor Luminous Engine. Dicho motor se empleó para el desarrollo de Final Fantasy XV, conocido por haber sido un gran dolor de cabeza para Tabata y su equipo.

LEER MÁS:  Veamos qué tal luce Midgard con el tráiler de Final Fantasy VII Remake del TGS 2019

Hace unos meses se habló de que CiberConnect 2 quedó fuera del proyecto y que se haría todo de cero. No nos extraña viendo el resultado del último tráiler, un despliegue visual y jugable diferentes y que dan la sensación de haberse construido con un motor más conocido, ¿Unreal Engine 4?

Sea como sea, no podemos hablar más que de suposiciones hasta el momento. Square Enix nos emplaza a junio, donde nos mostrará más material (¿y también fecha?) de este remake tan esperado.