El modo más chungo no es moco de pavo, culpables. Hay un truco que os ayudará a completar la dificultad hardcore en Resident Evil 2.

Si os habéis pasado el juego en dificultad Estándar y os ha parecido una travesía sencilla, tranquilos, ya cagaréis patatas fritas con el siguiente modo de dificultad. La escasez de munición y que los enemigos sean esponjas de balas tornan la experiencia en un infierno, por suerte, sabemos una forma de hacer más dulce la dificultad hardcore en Resident Evil 2.

Como es tradición, os dejaremos primero con un vídeo de PowerPyx donde se encara contra los jefes del título en dificultad Hardcore. En él, se vale del truco que os llevamos anunciando desde el inicio del texto y que ahora os contaremos en que consiste.

Dicho truco responde a profesionalizaros tanto en la dificultad Estándar, que acabaréis sacando el rango S al terminar la partida. Conociendo los mapas al dedillo, machacando la resolución de los puzles e ignorando a los enemigos, conseguiréis completar la aventura en menos de 2 horas y media. Gracias a esa hazaña, seréis recompensados con la Samurai Edge de munición infinita, la cual podréis coger del baúl una vez piséis por vez primera, la comisaría en cualquier partida y modo de dificultad.

Esta pistola, además de poseer munición infinita y prescindir de cargadores, posee unos valores de daño mucho mayores que las pistolas estándar como Matilda o la SLS 60 de Claire. Armados con ella podremos prescindir del problema de la escasez de munición y centrarnos en esquivar bien a los enemigos y los jefes, cuando nos toque lidiar con ellos.

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of