Digimon: All-Star Rumble - Análisis PS3

ARTÍCULO ANÁLISIS digimon all star rumble

Pese a que juzgando el nivel en sus series de TV para muchos no sea así, hay que reconocer que en el sector de los videojuegos, Pokémon siempre ha estado por encima de Digimon. Por esa razón no es de extrañar que muchos ni supierais del reciente lanzamiento de Digimon: All-Star Rumble. Estamos ante el sucesor espitirual de la saga Rumble Arena de la generación de PS2 y GameCube, que regresa en esta ocasión para Xbox 360 y PS3 para saciar las ansias de los fans del mundo digital en consolas de sobremesa.

Puede que no sea una franquicia popularmente conocida por los jugadores comunes de hoy en día, pero para eso estamos nosotros aquí. Imaginaros por un momento que en una época donde Smash Bros tenía la exclusividad en su sistema de lucha. Era lógico que antes o después algún juego apareciese.

El All-Stars Battle Royale de Sony no fue el primero en sumarse a la moda de las batallas entre varios jugadores, y aprovechando el tirón de los conocidos Digimon, Bandai Namco se sacó de la manga esta adaptación con los conocidos monstruos. Su jugabilidad, salvo ciertos aspectos como que aquí sí contamos con una barra de salud en vez de la acumulación de daño típica, no guardaba muchas diferencias con el juego de lucha de Nintendo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=Og2NqBhUEcc[/youtube]

Incluso en movimientos también se asemejan, puesto que en Digimon: All-Star Rumble tendremos un ataque débil, un ataque fuerte y un ataque a distancia asociados a cada botón, además del salto. Digimon: All-Star Rumble nos permite realizar una serie de pequeños combos para causar una mayor cantidad de daño, así como ejecutar movimientos en el aire. Además no podemos olvidar de los ataques de carga, donde pulsando durante un cierto tiempo el botón de ataque fuerte, realizaremos un golpe todavía más poderoso.

Como todos sabréis, los Digimon no son simples bichitos que se quedan como están en cuanto empiezan las ostias de verdad, y aquí las Digievoluciones no iban a ser una excepción. Gracias a los puntos de habilidad que iremos acumulando en medio del combate, podremos potenciar a nuestro luchador para que adopte una forma más grande y amenazante.

La manera de ganar estos puntos serán mediante el golpeo a nuestro enemigo. De igual forma, nuestro contrincante también podrá hacer uso de este poder. Menos mal, que para bien o para mal, también contaremos con dos opciones para evitar que nos den para el pelo.

digimon all star rumble 3

El botón de guardia, que nos protegerá de los ataques normales durante un breve período de tiempo, y la acción de finta o teletransporte, muy similar al reemplazo por un tronco de madera que ya hemos podido ver en la serie y los juegos de Naruto. Mucho ojo con utilizar esto, pues gasta los puntos de habilidad/energía que os he mencionado antes.

Volviendo al tema de las Digievoluciones, no será un potenciador permanente durante la batalla. Realmente se hace bastante corto y no ofrece todas las posibilidades que se le podría sacar. No quedan aquí mis quejas sobre esto, pues simplemente tendremos disponible una evolución. Algunos la Mega y otros ni eso.

Algo demasiado escaso para el juego que podría haber dado mucho más de sí, quedando relegado a una especia de potenciador temporal donde, aún encima, nuestros ataques se ven reducidos a un simple machacabotones y uso de un par de habilidades.

digimon all star rumble 2

Pese a contar con varios modos de juego, su escasa profundidad tampoco invita a que sean muy disfrutables por personas que busquen algo más en un juego de lucha. De todas formas desde aquí recomiendo echarles un vistazo e intentar pasarlos, por lo menos pasaremos unas tardes simpáticas y agradables. Tendría que haberlos probado con una par de personas rodeados de cerveza, seguramente habrían ganado más.

Entre ellos están algunos modos clásicos en los juegos de lucha como Supervivencia, pero también habrá otros como Batalla Medalla, donde deberemos tener reflejos para atrapar las medallas que los personajes soltarán de vez en cuando, o Carrera de Daño, donde tendremos que hacer el mayor daño posible antes de que se acabe el tiempo. Realmente una vez los pruebas te das cuenta de que les falta un poco de compensación y que hay algunos pasables y otros que tampoco están tan mal.

Además de estos modos, tendremos el principal de todos ellos, el Modo Historia. Eligiendo a uno de los cuatro Digimon que se nos dan al principio, tendremos que ir superando diferentes niveles que se intercalan con combates contra Digimon salvajes (como si de un beat’em up se tratase) con otro en los que nos enfrentaremos a personajes desbloqueables, utilizando la jugabilidad principal del título.

Cada vez que derrotemos a uno de ellos, podremos utilizarlo también para superar su propio Modo Historia. Al final, tendremos 12 personajes entre los que se encuentran caras tan conocidas como Veemon, Gabumon, Shoutmon o Gomamon. Un plantel bastante bastante justito y que podría haber aprendido de otros juegos de lucha del estilo.

digimon all star rumble 1

Donde All-Stars Rumble deja mucho que desear a mi parecer es en la jugabilidad. Pese a gozar a diferencia de Smash Bros de un entorno 3D, esto realmente le hace más mal que bien, puesto que los movimientos de los personajes no están todo lo perfectamente pulidos que deberían para este tipo de vista.

Sus movimientos son bastante torpes e imprecisos para tomarnos el juego en serio. Sin duda es de agradecer la posibilidad de un campo de batalla medianamente amplio y con objetos/potenciadores situados en ciertas zonas, pero como digo, parece que lo que de verdad falla en los combates son los propios personajes, que no acaban de adaptarse al dinamismo que un juego de lucha 3D requiere.

Siguiendo con las comparaciones, el sistema de combate que nos encontramos en la lucha no es que sea todo lo dinámico que nos gustaría, por lo que habrá que dedicarle demasiado tiempo apra profundidar lo poco que esconde. El único aliciente para ello serán las Digicards, las cuales pueden comprarse con el dinero del juego y equipárselas a nuestros personajes. Con ellas, nuestro a nuestro Digimon se le otorgarán poderes y mejoras, como que sus puntos de habilidad crezcan más rápidamente. Sin embargo, no sólo habrá que equiparlas.

Cada carta poseerá un porcentaje, que vendrá a referirse a las de posibilidades que tendremos de que esa tarjeta aparezca, lo que le añade un factor suerte a los combates. Si pretendéis conseguirlas todas (sobre 200) tendréis que dedicarle bastantes horas.

digimon all star rumble 4

Viendo lo aquí expuesto, no cabe duda de que Digimon: All-Star Rumble no es un juego que sacie ni mucho menos nuestro disfrute por esta franquicia tan respetada. En todo momento nos da la sensación de que es un producto comercial sacado simplemente para aquellos que no esperen nada más que pasar un rato dándole a los botones del mando de su consola.

Como es obvio, en parte por su PEGI, sólo lo recomendaría como el típico regalo de cumple/navidades para un niño pequeño que invite a sus amigos a casa, y tenerlos entretenidos un rato en el salón. Es el escenario perfecto que se me ocurre como salida. Viéndolo por ese punto de vista, saciará lo suficiente la diversión. Esperamos que una futurible secuela pueda arreglar los numerosos puntos a mejorar que hemos encontrado durante este análisis.

Gráficos: 75

Sonidos: 45

Jugabilidad: 50

Modos de juego: 65

Total: 59