Dirk Gently, Agencia de Investigaciones Holísticas - Crítica

Intentar calificar la serie de Dirk Gently es una hazaña bastante complicada porque al caos que es de por sí la serie, se le une el humor, la acción, el misterio y lo sobrenatural. ¿Por dónde empezamos?

Una de las nuevas series que nos ha traído Nerflix este diciembre ha sido Dirk Gently, agencia de investigaciones holísticas. Y hay que reconocer que me ha sorprendido bastante, y para bien.

Sin embargo, no todo el mundo la va a tragar tan placenteramente como me ha pasado a mi, ya que hay unos cuantos elementos que podrían echar para atrás a muchos de vosotros.

Para empezar, os comento que el creador de este particular universo es el mismo que el que escribió La guía del autoestopista galáctico, Douglas Addams. De hecho los primeros capítulos tienen una estructura y protagonistas que parecen muy calcados de los de la primera obra. Eso sí, con los nombres cambiados.

Pero ya que hablamos de de similitudes, y a pesar de que las comparaciones son odiosas, posiblemente también haga falta decir que tiene un aire bastante importante a Doctor Who. Y en muchos sentidos. La serie, pese a estar ambientada en Estados Unidos, rezuma un aire británico por los cuatro costados, desde el humor hasta la ambientación.

Dicho todo esto, ya sabéis por dónde van a ir los tiros de Dirk Gently, Agencia de Investigaciones Holísticas. Podríamos decir que es una mezcla de Doctor Who, con el autoestopista galáctico y con un nuevo concepto (bastante libre) del original de las novelas de Douglas Addams. Si esto que os he mencionado no os gustó en su momento, mejor cambiad de serie y estaremos todos contentos.

Y es que Dirk Gently es, básicamente, caos. Pero un caos muy ordenado (con el tiempo) y con unas piezas que encajan muy bien en el organigrama de la trama que nos presenta el guión de Max Landis. Eso sí, los primeros capítulos son toda una prueba de locura para nuestros cerebros ya que por mucho que lo intentemos no conseguiremos conectar prácticamente nada hasta bien entrado el segundo episodio de la temporada.
dirk gently

Hay muchos elementos, y cada uno de su padre y de su madre, y esto convierte la serie en algo muy complejo y difícil de digerir si no se está lo suficientemente atento. Es un tipo de complejidad muy diferente a la de Juego de Tronos o Westworld, por poner dos ejemplos de la competencia. Casi podríamos catalogarlo de una ida de olla y una locura absoluta que, poco a poco, va tomando forma.

Pero precisamente esto último es lo mejor que tiene la serie: que va tomando forma por sí sola. No hace falta nadie que nos cuente qué ha pasado o un malo/bueno/tío que pasaba por allí que nos diga qué narices ha ocurrido a modo de recapitulación. No. Cada trama se va cruzando con las otras y nos va dando las pistas que necesitamos para que nuestra cabeza se las apañe y configure el mapa final de lo que hay detrás de esta historia.

Estas pistas a veces son muy obvias pero otras veces pasan muy desapercibidas en un primer visionado. Este redactor se ha visto la serie dos veces (una doblada y una en versión original) y he de reconocer que cuando la ves por segunda vez la cosa cambia sustancialmente. Y mejora bastante.dirk gently

Los personajes, en su mayoría, están bastante conseguidos. Dirk Gently (Samuel Barnett) es adorable a más no poder, y pese a ser algo irritante, se le coge mucho cariño; Todd Brotzman (Elijah Wood) consigue hacer un papel bastante conseguido, muy a lo Frodo, todo sea dicho; Bart (Fiona Dourif) consigue dividirnos entre la locura y la adorabilidad de una asesina muy paranoica y necesitada de amor; y los miembros de los 3 pendencieros (que son cuatro), sobre todo su líder (Michael Eklund) son esa parte que todos nosotros queremos dejar liberar en muchas ocasiones.

Sin embargo, también hay alguna que otra sombra en el elenco ya que algunos de los personajes como Farah o los detectives que desaparecidos acaban siendo algo planos y destacan para mal en el reparto.

Todo esto (personajes, trama, estructura, concepto y desarrollo) configuran una serie muy especial, original y divertida pero que no es apta para todos los públicos. Si te atreves con ella, dale de margen hasta el tercer capítulo. SI una vez que empieces a ver este episodio no te ha gustado, ponte a ver otra cosa. Pero casi podría apostar mi tercera mano imaginaria a que, si llegas allí, la serie te encantará.

dirk gently