Jeff Kaplan habla sobre el duro golpe que fue el fracaso de Titan

Jeff Kaplan, diseñador de Overwatch –y jefe de diseño de juegos en Blizzard– ha hablado recientemente en una entrevista para GameSpot sobre la debacle que supuso Titan para el equipo responsable tras un largo periodo de silencio desde que fuese anunciada su cancelación.

Anunciado en 2010 bajo la nada desdeñable premisa de ser el MMO sucesor de World of Warcraft, el juego fue por desgracia sepultado bajo el silencio hasta 2014, año en el que supimos que Titan había sido cancelado.

overwatch jeff kaplan

Además, siguiendo con la silenciosa tradición mostrada por parte de Blizzard entorno a Titan, nada más se supo acerca del cancelado proyecto hasta hoy, lo cual confirma que, en el caso de algunos videojuegos (siempre bajo la humilde opinión de un servidor y contrariando al popular refrán), cuando el río no suena, agua no lleva/no tiene un proyecto estable de desarrollo tras él (un saludo para Tekken X Street Fighter).

En palabras de Jeff Kaplan, Titan “falló terriblemente”, consternando totalmente a un equipo de desarrollo que jamás había fracasado hasta aquel momento y que había sido responsable de diversos proyectos de éxito para Blizzard.

“Había un grupo realmente impresionante trabajando en Titan. Eran personas con un talento individual enorme, pero fallamos terriblemente en todos los aspectos… En cada aspecto en el que un juego puede fallar. Fue desolador. Tenías a estas personas que, o bien procedían de otras compañías o ya se encontraban en Blizzard y estaban acostumbrados a trabajar en juegos de éxito, como World of Warcraft, por ejemplo. Pasar por tan completo y absoluto fracaso es algo muy duro para gente que está acostumbrada al éxito.”

Por supuesto, tras el devastador fracaso que fue Titan, la presión se abatió sobre el equipo de desarrollo.

La presión llegó por todas partes. No es que nadie nos presionara desde el exterior, sino que estábamos acostumbrados a hacerlo bien y a lograr nuestros objetivos… Tener un momento en el que no lo has hecho bien fue casi una vergüenza. Tenemos grandes proyectos como StarCraft, Heroes of the Storm, HearthStone, y entonces te hallas en el humeante montón de un proyecto cancelado.

Nadie dijo una palabra, todos nos apoyábamos, pero el sentimiento general era como “No, tenemos que demostrar que somos dignos de estar en Blizzard. Podemos hacer algo de lo que la compañía se sienta orgullosa”. Fue un duro periodo de tiempo y había muchísima presión. El equipo estaba acostumbrado a ella, pero no a ese nivel, y nos forjó en multitud de formas.” 

Sin embargo, Jeff y su equipo supieron sacar fuerzas de flaqueza:

“Lo vimos como nuestra última oportunidad. Utilizamos la frase de ‘eres tan bueno como lo sea tu último juego’… nuestro juego más reciente era un fracaso llamado Titan que fue cancelado. Así que cuando pasamos a trabajar en Overwatch había un gran vínculo entre los miembros del equipo y muchas ganas de enseñar al mundo que no éramos unos fracasados y que podíamos hacer algo realmente divertido”.

Un señor muy sentido nuestro querido Kaplan, y es que en Blizzard no están acostumbrados a los fracasos. ¿Perpetuará Overwatch la tradición? El próximo 24 de Mayo lo sabremos –puede que más tarde, si los servidores se parecen a los de Diablo III-.