Disgaea 5: Alliance of Vengeance - Análisis PlayStation 4

Los Netherworld están en peligro, y los Overlords de los mismos deberán aliarse para derrotar al villano de turno que quiere cargárselos todos. Ese sería el resumen y a la vez la carta de presentación de este Disgaea 5: Alliance of Vengeance, quinta entrega numerada de la franquicia Disgaea que tan notables juegos nos ha regalado desde la era PlayStation 2. Nos encontramos, como de costumbre, ante un SRPG que reúne todo lo mejor de la jugabilidad de las anteriores entregas mezclado con una historia un poco más adulta, pero sin perder las señas de identidad que hacen único este universo creado por Nippon Ichi.

Disgaea en estado puro

Han pasado 12 años desde Disgaea: Hour of Darkness, RPG táctico para PlayStation 2 donde acompañábamos al príncipe Laharl en su periplo por convertirse en Rey del Inframundo. Desde ese momento, la saga no se ha perdido ni una sola generación de consolas, contando ya con 5 entregas numeradas y otros cuantos spin offs y adaptaciones en portátiles. Nippon Ichi ha conseguido algo que es bastante complicado cuando una franquicia se vuelve tan longeva: absolutamente todas las entregas son de notable para arriba, y te guste el rol táctico o no, lo vas a pasar como un enano con sus desternillantes historias que harán reír a todos.

Con Disgaea 5: Alliance of Vengeance, Nippon Ichi ha decidido darle a la historia y sus protagonistas un toque más serio, que se aleja un poco del canon establecido por sus precuelas, pero eso no quitará que sigamos viviendo esos diálogos tan absurdos como geniales. Un tal Void Dark se ha auto proclamado Demonio Emperador, y va arrasando los Netherworld que se interponen a su paso uno tras otro. Los Overlord, señores de cada mundo, tendrán que unirse en alianza para hacer el viaje más largo de su vida y colmar su venganza contra Void Dark, y así es como se conocerán nuestro elenco de héroes, con Killia a la cabeza.

disgaea5-1

En lo que respecta a su jugabilidad, no se ha cambiado mucho respecto a entregas anteriores. Seguimos ante el esquema de campo de batalla cuadriculado, donde nosotros y nuestros enemigos tendremos que trazar estrategias para machacarnos. Empezando a comentar las novedades, que es lo que nos interesa de verdad, la más interesante para mi es el sistema de revancha. A medida que recibamos golpes o compañeros nuestros caigan en combate, los miembros del equipo de clase Overlod irán rellenando una barra que al completarla nos dará la posibilidad de realizar una serie de ataques al estilo de los límites de Final Fantasy, que os aseguro que más de una vez nos salvarán la vida. Los más gracioso es que nuestros enemigos también tendrán la posibilidad de realizar estos ataques, por lo que la emoción en las batallas finales está servida. . El sistema de habilidades entre aliados está muy currado. Según la relación que nuestros protagonistas tengan en la trama, activaremos una serie de ataques combinados entre ellos que harán mucha pupita a los enemigos.

Y la verdad es que, para que engañaros culpables, Disgaea 5 más que aportar novedades a sus jugabilidad se dedica a reunir lo mejor de todas sus entregas hasta la fecha, que la verdad no es poco. Seguiremos haciendo torres de aliados para pegar a los enemigos que están más altos, el sistema de Disgaea D2 de afinidad de armas, el ítem world… en definitiva, un cóctel demoníaco muy apetecible y lleno de fan service.

El mundo central, como ya es costumbre en Disgaea, será  nuestra particular sala de operaciones. Allí podremos rearmarnos, mandar a nuestras tropas a investigar otros Netherworld, comprar toda clase de objetos, aceptar misiones secundarias… vamos, donde pasaremos nuestro tiempo libre antes de combatir. Completar la historia de Disgaea 5 sin pararnos a hacer nada secundario nos puede llevar unas 25 horas aproximadamente, pero si queremos exprimirlo al máximo nos vamos perfectamente al centenar o incluso más, y eso que no es la entrega con más contenido adicional tras darle la primera vuelta.

 

disgaea5-2

Técnicamente precioso, pero no next gen

Recuerdo perfectamente unas declaraciones de Nippon Ichi sobre porque está quinta entrega daba el salto en exclusiva para la nueva generación, y la respuesta fue que su apartado técnico era demasiado exigente para los antiguos circuitos de PlayStation 3. Debo decir que esto es una mentira como una catedral. Es verdad que la cantidad de enemigos por pantalla ha aumentado de una manera grotesca, y los sprites en general lucen de maravilla (a la altura de cualquier producción anime de alto presupuesto) pero yo pienso que una PlayStation 3 hubiera podido perfectamente con él. Sin embargo, sí que se nota un salto de calidad en la franquicia, aunque no el prometido por los desarrolladores.

El aspecto musical mantiene el nivel intacto, con melodías que nos harán buscar sin remedio la OST en cuanto llevemos unas horas de juego.

Para no variar, seguro que estabais esperando que diera esta noticia nada más empezar el análisis, pero he esperado un poco para darle emoción. Si, sé que lo estás pensando, el juego nos llega en completo inglés. Es un inglés facilito, pero nos entorpecerá el avance si o si, y sinceramente esta saga tiene unos diálogos que merecen ser leídos sin tener que estar pendiente del traductor del móvil por si no entendemos alguna expresión. El doblaje al menos está muy cuidado, y podremos elegir entre doblaje inglés o japonés, para los más puristas.

En definitiva, Disgaea 5: Alliance of Vengeance mantiene el tipo a la perfección. No aporta muchas novedades a la franquicia, pero si reúne todas las cosas buenas que han ido añadiendo entregas anteriores, creando una mezcla que gustará tanto a veteranos como a novatos. A esto tenemos que añadir una historia muy digna y unos protagonistas para guardar siempre en el recuerdo, lo que hace de esta quinta parte uno de los mejores Disgaea hasta la fecha.

Disgaea 5: Alliance of Vengeance - Análisis PlayStation 4
Disgaea 5: Alliance of Vengeance es uno de los mejores RPG tácticos hasta la fecha. Su complejo y profundo sistema de combate y la épica historia con la que cuenta nos hará no sacar el disco de la consola durante unos buenos meses. No aporta grandes novedades, pero reúne lo mejor de la saga en un único juego, suficiente para crear una de las mejores entregas de estos demonios peleones. Bravo Nippon Ichi y bravo Namco Bandai, que aunque sin localizar al castellano, sigue permitiendo que podamos disfrutar de estas joyas en nuestro país.
Lo mejor de la jugabilidad Disgaea reunida en un solo títuloEl argumento, más serio de lo normalEl carisma de sus protagonistas, marca de la casa
Disgaea 4: A promise revisitedDisgaea D2
8.4Notable merecido
Gráficos7.5
Sonido8.5
Jugabilidad9
Modos de juego8.5
Puntuación de los lectores 1 Voto
8.9