Cómo sobrevivir a las caídas en Dishonored 2

Un usuario ha descubierto un método para sobrevivir a las caídas en Dishonored 2. No es más que un suicidio… ¿o es un asesinato? Pero, ¿si me lo hago a mí mismo…?

Dishonored 2 llegó hace, exactamente, cinco días. En nuestro análisis podéis ver qué nos pareció el nuevo juego de Bethesda (spoiler: no nos decepcionó en absoluto), pero hoy nos atrae otro menester: ¿sabéis que se puede sobrevivir a las caídas desde grandes alturas?

El truco es perfectamente legal y válido: no es ningún “cheat al uso”, ningún bug o que Ezio Auditore haya invadido nuestro espíritu. Únicamente necesitamos manejar a Emily Kaldwin, ya que con Corvo Attano (su padre y protector) no hay aún ninguna manera descubierta (aún, que ya sabéis lo rápido que se descubren las cosas).

El caso es que Emily tiene un poder que crea un señuelo, un doble de ella misma que distrae a los enemigos o los ataca, incluso. Pero este poder tiene una utilidad más: ser asesinado por nosotros mismos. Suena bien, ¿eh?.

Como podréis imaginar ya, es fácil de resolver los altos precipicios con Emily: nos asomamos por la ventana/marquesina/barranco o lo que sea, creamos un señuelo que llegue a donde queremos caer y nos tiramos sobre él. Al caer, lo asesinamos y eso amortigurará nuestra caída… aunque no tiene el mismo estilo que Ezio, realmente.

Para ilustrarlo, ¿qué mejor que un corto vídeo donde se pueda ver? El método lo ha “descubierto” Tom Francis, diseñador de GunpointGame. Atentos:

Y encima, hay más (y mejor, sí): si el precipicio es demasiado alto como para que el señuelo no sobreviva al caer, podemos crearlo a medio camino y aún así, precipitarnos sobre él. Parece una tontería, pero nos puede llegar a salvar de más de una, dos o varias situaciones.

¿Qué os parece esto, culpables? ¿Creéis que es útil realmente o solo un truco malucho sin más? Se puede llegar a utilizar en alguna misión, aunque no va a ser una constante.