Dishonored 2: En la variedad está el gusto...por asesinar

Dishonored  sorprendió gratamente allá por 2012. El fruto de la colaboración entre Bethesda y Arkane Studios fue alabado por la crítica mundial, sobrepasando las expectativas generadas. Este año regresa en una secuela y está vez vendrá con dos personajes para elegir.

Dishonored 2: En la variedad está el gusto...por asesinar.

Corvo regresa a la acción en una aventura ambientada quince años despues de los sucesos acontecidos en el Dishonored original, y esta vez viene acompañado. Los jugadores tendrán la posibilidad de elegir entre dos personajes, el ya conocido Corvo, y Emily Kaldwin, una joven criada de manera sobreprotegida y entrenada por Corvo. Según Dinga Babaka, diseñador jefe del juego, en esta entrega habrá grandes cambios en cuanto a los poderes de nuestros protagonistas. Podrán mejorarse adquiriendo mejoras diversas, y además, la posibilidad de jugar el juego con un personaje y luego con otro nos ofrece la oportunidad de enfrentar los problemas que se nos presenten con soluciones diferentes.

Dishonored 2: En la variedad está el gusto...por asesinar.

Aunque Emily no se criara entre la realeza todas sus maneras delatan su sangre real. Tanto en su personalidad, en su elección de atuendo y en sus poderes queda patente su procedencia. Según el co-director creativo, Harvey Smith, Emily es un personaje que en todo momento necesita reflejar y mostrar su carácter. Viste ropas de buen gusto y solo procedentes de los mejores sastres. Incluso sus armas son de la más fina factura y sus poderes reflejan tanto su personalidad como su edad.

Dishonored 2: En la variedad está el gusto...por asesinar.

 

Por todo esto los creadores del juego han optado por otorgarle poderes adecuados a una emperatriz, poderes que le permitan subyugar, dominar y controlar a sus enemigos. Entre ellos podemos encontrar el poder “Dominó”, el cual crea un vínculo entre varios enemigos, para que lo que se aplique a uno de ellos afecte a todos. Otro de sus poderes es la “Entidad del vacío”, que invoca a un ente que cautiva a sus enemigos para que Emily pueda eliminarlos tranquilamente o evitarlos.

Estos cambios buscan enriquecer y variar la experiencia de juego de Dishonored, para evitar que la saga caiga en la rutina. Esperemos que lo consiga y que logre resultados tan buenos como su predecesor, aunque este haya dejado el listón muy alto. ¿Conseguirá Corvo conquistar a los jugones una vez más? Para averiguarlo tendremos que esperar al 11 de noviembre para averiguarlo. Hasta entonces podemos jugar al Dishonored original si no lo hemos hecho,  completar sus expansiones o como alternativa podemos recurrir a Thief.