DOOM 4 fue cancelado porque se parecía demasiado a Call of Duty

DOOM 4 se canceló en 2011, y eso sorprendió a muchos fans de la saga. Pero el motivo parecía estar justificado: era demasiado parecido a otro juego.

Quizá a muchos de vosotros os sorprendiese que DOOM 4 fuese cancelado en 2011 tras haber sido anunciado tres años atrás, en 2008. Pero Id Software tenía sus motivos, y es que, básicamente, el juego se parecía demasiado a Call of Duty… supongo que ya todos conoceréis dicho juego.

Este año llegó DOOM (que analizó mi compañero Zeben, por cierto), el que debería haber sido DOOM 4 pero, como dije anteriormente, se canceló. La entrega actual es frenética: disparos por todos lados, nada de historia, sangre y más sangre corriendo por nuestro cuerpo… Eso es DOOM. Pero al parecer, tras la salida de la tercera entrega, el rumbo comenzó a girar e ir hacia otro lado no demasiado favorable.

En el último episodio del documental de DOOM, los trabajadores de Id Software confesaron que el proyecto de 2008 se parecía demasiado a otros shooters y muy poco al juego original. Anecdóticamente, el productor Marty Stratton cuenta que llamaban a esta versión “Call of DOOM”:

Estaba mucho más cerca de ese tipo de juegos. Mucho más cinemático, mucha historia dentro, muchos más personajes alrededor tuyo que te acompañaban en el juego… Definitivamente, un cambio mucho mayor -de hecho, tomaba parte en la Tierra-. No era como el DOOM clásico, era una experiencia con mucho guion. No se sentía como debía, y así lo pensamos nosotros.

Desde luego, si DOOM 4 iba por ese camino, mejor que se hubiese quedado atrás para reciclarse en lo que tenemos hoy en día. Es una franquicia clásica, de los primeros shooters que vieron la luz y que tiene miles de fans por todo el mundo. Qué menos que ofrecer algo fiel al original, ¿no?.

Ahora, el padre del juego, John Romero, anda inmiscuido en otro proyecto del que no sabemos apenas nada: solo que se trata de un shooter. Confiamos en él viendo su trayectoria, ¿no?.