DOOM 4, el vicepresidente de Bethesda habla sobre su cancelación

Peter Hines, vicepresidente de Bethesda, ha comentado la dificultad de cancelar DOOM 4: “era una cosa en la que mucha gente había invertido tiempo y dinero”.

DOOM 4 fue cancelado por Bethesda porque “se parecía demasiado a Call of Duty”. De eso nos hicimos eco hace ya un tiempo, pero Peter Hines, vicepresidente de Bethesda, ha ido un paso más allá. Después de comentar hoy que querían centrarse en el futuro y nuevas IPs, ha dejado otras declaraciones importantes sobre, precisamente, DOOM 4 y la cancelación de este.

Ha sido en la revista oficial Xbox: The Magazine donde Hines nos ha dejado estas declaraciones, que han sido recogidas por GamesRadar+:

Con DOOM llegamos a un punto en el que mirábamos el juego y decíamos ‘eso no está llegando al punto que queremos alcanzar’. Y no era cosa solo de Bethesda: Id llegaba a nosotros y nos decía: ‘No es que sea un mal juego o un juego correcto, pero esto no es DOOM’. Se desviaba de los elementos más característicos, de lo que pensábamos que DOOM tendría que ser.

Una vez más, no es que no estuviésemos contentos con el juego. Simplemente… decidimos cancelarlo. Eso fue lo que hicimos. Cancelamos una cosa en la que mucha gente había puesto mucho tiempo y en la que habíamos invertido mucho dinero. Decidimos cancelarlo y empezarlo de nuevo.

Pero Hines también remarcó que esta no fue una decisión tomada rápidamente:

Somos una compañía. Tenemos que pagar salarios y mantener una compañía arriba, por lo que la decisión no se tomó a la ligera. Los juegos son complicados de hacer, y estas cosas a veces pasan.

Por último, Hines quiso defender el nuevo DOOM: “Es un juego rápido, visceral y diferente. Un juego único en su género”.

Bethesda ha tenido un grandísimo año 2016. DOOM fue un juego que atrajo tanto a la crítica como al público, ofreciendo frenetismo y sangre a partes iguales. Dishonored 2 continuó y mejoró una fórmula que dejó en 2012 en un gran lugar. Y con Skyrim: Special Edition poco hay que comentar.

Ahora mismo Prey es la apuesta del equipo. Es uno de los juegos más esperados de 2017 y no es para menos: con Bethesda y Arkane a la espalda solo podemos tener expectativas altas.