Dragon Ball Super 06 - Crítica

Después de una semana protagonizada por los memes y gif diversos sacados directamente de las imágenes del capítulo número 5 de Dragon Ball Super(que todos recordaremos), hoy toca cruzar los dedos y ver si de verdad esa es la animación que vamos a ver a partir de ahora o fue simplemente un día malo que tuvieron los dibujantes.

Sin embargo la respuesta a esa pregunta queda todavía en el aire porque este capítulo ha sido algo así como una cosa intermedia. Sí que os puedo decir que en términos de dibujo está bastante por debajo de los dos primeros episodios que vimos de Dragon Ball Super y, por supuesto, muy alejados de las películas. Sin embargo, si miramos la animación, la verdad es que mejora bastante. Se puede decir que mejora lo que vimos la semana pasada pero sin llegar a tirar cohetes.

dragon ball super capitulo 6

Y esto me jode, porque teniendo en cuenta que han tenido todo el tiempo del mundo para hacer la serie, sin presiones (la han sacado porque le ha picado una mosca cojonera a Toriyama y punto, vamos), ya se podían haber currado un poco más la animación. Que no hablamos de un anime que vaya al día siguiendo un manga y tenga que salir por narices sí o sí. Pero parece que este es el estilo actual, sino recordemos la “maravillosa batalla de Pain contra Naruto” o la triste animación de uno de los mangas más populares actualmente en Japón, World Trigger.

Pero vamos a dejar de sulfurarnos y nos podemos manos a la obra con la trama del capítulo en sí que, ya se veía venir, iba a tener bastante poco contenido. Pero ¡eh! “Quieto parao”. Que eso no significa que no haya sido un buen capítulo.

El episodio 6 comienza cuando Bills llega a la Tierra y se cruza directamente con Vegeta que, mira tú por dónde, recuerda por qué le tiene tanto yuyu. Esto cambia con la película, porque Vegeta ya sabe quién es Bills. De hecho, en La Batalla de los Dioses directamente dice que le dijeron que no debía enfurecer a dos seres bajo ningún montivo: Majin Boo y Bills. Independientemente de dónde le venga la inspiración divina a nuestro segundón favorito, la cosa es que, al igual que en la película, no va a tener muchas ganas de pelear contra él… de primeras.

Y es aquí donde llega el momento que muchos temíamos. ¿Os acordáis de Vegeta cantando y siendo vilmente humillado por Toriyama? Pues os puedo decir que eso no ocurre aquí. Eso sí, el príncipe de los Saiyans sí que va a hacer un poco el ridículo pero con muchísimo más estilo y más gracia que en aquella vez y, aunque sea poco él, en esta ocasión es más liviano y nos ayuda a entender un poco más el alcance del poder de Bills.

dragon ball super capitulo 6.2

Pero, a parte de este rifirrafe por intentar tener a Bills calmado y comiendo y su choque contra Boo (único momento de acción en el capítulo), la verdad es que no pasa nada resaltable. Sin embargo, la verdad es que se hace bastante ameno y divertido.  Eso sí, el que viene exige acción a raudales, y así se ve en el avance, ya que promete dejarnos ver a todos los saiyan peleando contra Bills y a un Vegeta en segunda que dará caña… o al menos un poquito. Crucemos los dedos porque no tengamos que mandarles nuevamente bocetos hechos por nuestros hermanos de dos años para mejorar la animación.