Tras el espectacular capítulo de la semana pasada, llega uno más calmado y sin sorpresas. Dragon Ball Super 117 aún no ha dejado lucirse a los androides.

Tras la segunda batalla de Goku usando el Ultra Instinto le tocaba el turno a pelear al resto. Pero, a diferencia de lo que parecía en un momento, Dragon Ball Super 117 no nos ha enseñado a unos androides luciéndose.

No, no niego que hayan tenido algo de espectacularidad y algún que otro golpe interesante. Pero quizás esperábamos algo más de ellos que un intercambio de golpes sin más.

Ribrianne y el poder del amor

Mira que han sido cansinos con el tema del amor en el universo 2 y de la justicia en el universo 11. Tanto, que al final te entran ganas de mandarlos a tomar por saco. Creo que nunca he llegado a empatizar con Ribrianne y los suyos en toda la saga. Y mira que me han ido cayendo bien personajes de otros universos.

Quizás por eso el combate de hoy no me ha dejado sabor de boca. Ni bueno ni malo. Si el de la semana pasada fue como una pizza en su punto y con tus ingredientes favoritos, el de esta ha sido un bocata de pan con pan. Vamos, que podía haber pasado de él y no me habría muerto de pena.

Eso sí, desde luego no se puede decir que el capítulo no esté lleno de referencias a otros iconos de la cultura anime y seriéfila japonesa. Empezando por la propia Ribrianne y su transformación a lo Sailor Moon/Pretty Cure y pasando también por el guerrero al que se enfrenta Vegeta, que va de Kamen Rider de la vida. Si eres fan de estas series y anime seguramente te habrás reído durante un buen rato. El “henshin” que no falte, por dios.dragon ball super 117 ribrianne

Pero más allá de esos guiños o pequeños homenajes a otros géneros de Japón, la verdad es que el capítulo no ha tenido nada. Ni Ribrianne se ha lucido como lo hizo Kefla, ni la combinación A17 y A18 ha hecho que lloremos de pasión y alegría.

Quizás era demasiado de lo que veníamos. Ese kame de la semana pasada fue espectacular. Y seguramente difícil de superar de aquí a poco.

You can, Vegeta. You can

Me ha hecho gracia ver cómo Vegeta intenta conseguir el estado Untra Instinto a base de dejar su mente en blanco. Estoy seguro de que acabará consiguiéndolo, pero no me queda muy claro cómo. Lo que es seguro es que no será así.

Ya lo dijo el mismo Wiss. Que Vegeta es el que más piensa de los dos guerreros, y por eso es al que más le costaría conseguir dominar ese estado. Sin embargo, aún quedan 15 minutos de torneo y sigue habiendo guerreros poderosos a los que tiene que enfrentarse.

Sin embargo, me decanto más por algún que otro elemento que lo desencadene. Algo más emotivo o bestia. Y eso creo que puede llegar la semana que viene o la otra. Dependiendo de lo que dure el próximo combate.

Me refiero a la pérdida del universo 6. A este universo solo le quedan dos guerreros. Y ambos pelearán la semana que viene. Si pierden (cosa que espero), significaría la eliminación del universo 6. Y tal y como se plantea la cosa, puede que no sea el único que se vaya a tomar por saco en siete días.

Perder a su “discípulo” podría activar algo en Vegeta que le enfurezca y le haga perder el control. Y quizás precisamente ese “perder el control” sería lo que le permitiría dejar actuar a su cuerpo. Más o menos como cuando llegó a segunda, por así decirlo.

Es una de las cosas que me planteo, pero no es la única. Desde luego, si lo logra debería de ser en la lucha contra alguien fuerte, como Toppo. Que ya le va tocando el turno al saiyan de lucirse también.

¿Veremos una nueva fusión?

Si la semana que viene le toca pelear de nuevo a Gohan y Piccolo, vuelve la pregunta del millón. ¿Veremos la técnica de fusión que estaban ensayando? ¿Veremos a Goccolo o Piccohan (me meo con estos nombres)? Algo desde luego quiero ver. Que tras el juego de Dragon Ball Fusions uno se imagina casi cualquier cosa. Y se descojona solo en casa.

Desde luego, si están peleando juntos es por algo. Es evidente que ambos se conocen mejor que nadie y, tal y como han hecho A17 y A18, se entienden con una mirada. Pero eso no va a ser lo que los saque del problema. Ni mucho menos. O eso espero.

Han estado entrenando duro antes del torneo. Perfeccionando técnicas y sacando lo mejor de ellos. Y hablaron explícitamente de fusión. Quedan 15 minutos de torneo. Creo que va llegando el momento de ver algo de este estilo.dragon ball super 117 piccolo

El problema es que su victoria significaría la derrota del universo 6 al completo. Y por ende, su desaparición instantánea. Esto puede suponer un mazazo importante para el universo 7 ya que hay gente a la que le tienen mucho aprecio. Hit, Cabba, Califa, Kale, y hasta el propio dios de la destrucción, Champa.

Ver desaparecer a otros universos fue un punto chungo en el anime. Pero, por mucho que Vegeta quiera resucitarlos con las bolas de Dragón, me temo que seguirá siendo un palo difícil de digerir. Y quién sabe si cambiará las cosas.

Pero ¿se puede resucitar al universo entero?

Con esta situación volvemos al momento en el que Vegeta le dice a Cabba que va a usar su deseo de las bolas de dragón para traer de vuelta todo su universo. Y me planteo si esto es posible dentro de la lógica de todo esto que se han montado en Dragon Ball.

Por un lado, es evidente que las Super Dragon Balls pueden hacerlo. No creo que se queden cortas en cuanto a poder. Pero por otro, no sé si eso sería una buena idea. Ya lo hablamos en su momento. Zeno es puro y tal y pascual, pero también es cabezota. Quiere deshacerse de universos y si alguien trae de vuelta a uno (o varios) podría tomárselo a mal.

Posiblemente si es Goku el que lo hace no. O al menos no se enfadaría tanto como con otros. Pero dudo mucho que esa acción quedase sin respuesta.

Además, hay un personaje por aquí que me sigue intrigando y mucho. Y es el Gran Sacerdote. Por ahora, más allá de ser comentarista no ha hecho nada. Pero es evidente que es el más fuerte de todo el universo. Si bien los dioses de la destrucción son bestias pardas, por encima de ellos estarían Jiren (y Goku en Ultra Instrinto completo) y los ángeles. Recordad que son sus entrenadores.

dragon ball super 117 a17 y a18

Y por encima de todos ellos está el padre de estos ángeles. ¿Le veremos luchar? ¿Tendrá intenciones ocultas tal y como se especulaba al principio de la saga? O le veremos más adelante si deciden sacar más historia tras este torneo de poder.

¿Qué nos queda por ver?

Estamos en el capítulo 117. Se hablaba de llegar hasta el 125 con la saga. Es posible. Quedarían 8 capítulos. De sobra para ver la fusión de Piccolo y Gohan y el lío del Ultra Instinto.

Pero aún así hay muchas cosas que ver en todo el asunto. Quedan muchos universos por desaparecer. Y además quedan guerreros fuertes. Si realmente Vegeta alcanza a manejar el Ultra Instinto, la cosa se podría alargar. Pero no es lo único.

Es evidente que los guerreros del universo 7 no pueden estar ahí eternamente derrotando a todo el mundo. Os recuerdo que éramos el universo  más débil, solo superado por el 9. Aún así, hay 7 combatientes en escena. Y muchos realmente bestias.

Freezer, que no ha usado el golpen para casi nada. Gohan y Piccolo que ya sabéis lo que pienso de ellos. Vegeta, al que le queda su momento de gloria. Y por supuesto los androides A17 y A18. Pero a estos dos no sé si les queda algo de fuelle. Son seis, más Goku que, por supuesto, llegará al final.

¿Quién será el próximo en caer? Hagamos votaciones, pero creo que será o Piccolo o alguno de los androides.