Dragon Ball Super 62 - Crítica

Justo cuando parecía que la saga de Black encaraba su final en Dragon Ball Super, las cosas se ponen más interesantes con la introducción de nuevas variables: Mafuubu, Gohan, Trunks y Goten.

Hay que reconocer que esta saga de Dragon Ball Super está teniendo un desarrollo muy por encima del resto de los arcos argumentales que hemos visto en la serie. Pese a tener todos los misterios sobre la mesa casi resueltos, las cosas se siguen poniendo complicadas con Zamasu y Black y las posibles soluciones son, cuanto menos, sorprendentes.

La combinación de estos dos enemigos se está convirtiendo por méritos propios en una de las grandes fuerzas a combatir. Primero porque son personajes que han sabido pensar antes de actuar, y segundo porque su poder ha conseguido hacer retirarse a Goku y a Vegeta una segunda vez con resultados bastante nefastos de nuevo.

Las posibilidades par conseguir derrotar a Blak y Zamasu son bastante escasitas, pero en Dragon Ball hay bastantes cartuchos aún por usar. Y varios de ellos los hemos visto en el capítulo de hoy.dragon-ball-super-62-masenko

Por un lado tenemos la posibilidad de que las nuevas generaciones den un paso al frente, como llevamos mucho tiempo esperando. Trunks y Goten han cogido la iniciativa y, mira tú por dónde, Gohan se los ha encontrado por medio y parece que ha reaccionado un poco a los problemas que está teniendo Trunks en el futuro.

Sin embargo, el problema de tener que viajar al futuro seguramente haga que estas soluciones no lleguen a buen puerto. No veo a Bulma creando una nueva máquina del tiempo para llevar a media pandilla al tiempo de Trunks. Se puede liar muy mucho.

Pero si bien es cierto que no veo a Trunks y Goten en el futuro peleando contra Zamasu y Black (algo que molaría bastante), sí que es cierto que puede ser la chispa que le dé la idea a Goku y Vegeta de usar de nuevo la fusión para acabar con sus enemigos.dragon-ball-super-62-gohan-trunks

La posibilidad de que Gohan vaya al futuro con ellos en vez de Bulma sí que es algo que me queda bastante más cercano. Como sabéis, sigo pensando que el chico ha estado entrenando (vete tú a saber con quién) y que le va a echar un par de partes íntimas de saiyan, y va a demostrar que puede pelear todavía.

No podemos descartar esta posibilidad, pero viendo que Gohan no termina de espabilar, la otra opción que nos queda es que, después de su pelea con Freezer, en el que dijo que tendría que hacerse más fuerte para defender a los suyos, esta derrota de Goku le hará ver que tiene que entrenar de nuevo para cuando su padre no esté.

Usa la excusa que quieras, Gohan, pero espabila leñes.

Eso sí, sin duda alguna, lo que más me ha dejado impactado esta semana ha sido el rescate del Mafuuba, la técnica con la que Mutenroshi y Ten Shin Han intentaron sellar a Piccolo en su momento. ¿Será realmente esta la única forma de derrotar al Zamasu de cuerpo inmortal?dragon-ball-super-62-explicacion

No deja de ser algo original y, sobre todo, nostálgico. Esto es algo que se están encargando de hacer en el guión de Dragon Ball Super en varias ocasiones. Primero con el Super Saiyan Blue, simulando al super saiyna original, y posteriormente con la técnica de Kaito en el combate contra Hit. Usar el Mafuuba ahora es otro rescate que, curiosamente, no entra con calzador en este lío de historia. Encaja perfectamente.

Al principio pensé que sería Ten Shin Han el elegido para, o bien enseñar esta técnica, o bien ir al futuro, pero han preferido a Tortuga Duente. Eso sí, ya que estamos, podría habérselo llevado a la sala del tiempo y el espacio a entrenar en vez de hacernos ver que en medio día Goku es capaz de dominar esta técnica. Se les ha ido un poco la mano con esta sobrada. Recordemos que esta técnica prácticamente usa toda la energía del que la invoca y puede morir en el intento.

La otra nueva trama que se ha abierto por sorpresa ha sido la de Bills y Gowasu. ¿Qué van a planear estos si no pueden cambiar de era? O al menos el propio Bills no puede hacerlo. Gowasu sí que tiene el anillo del tiempo y podría ir a visitar a su pupilo. ¿Pero él solo? ¿Piensa removerle la conciencia a Zamasu? ¿Irá con Wiss? Quizás es lo que más intrigado me ha dejado y lo que me ha dado una sorpresa más grata.dragon-ball-super-62-gohan

Y mientras todo esto ocurre, seguimos sin saber qué narices le ha pasado al Trunks del futuro. ¿Qué transformación es esa? ¿Está a punto de caramelo de un Super Saiyan Blue? Sea lo que sea es realmente fuerte porque le está haciendo frente tanto a Zamasu como a Black, y eso es algo que ni Goku ni Vegeta han podido usando sus transformaciones.

Como veis, la cosa se pone muy interesante en este capítulo, y nos promete muchas variables en la batalla final que se avecina. Yo sigo apostando por una fusión entre Goku y Vegeta para deshacer el entuerto. Y ahora que ha aparecido, ¿por qué no? Apuesto por Gohan. Con un par.