Dragon Ball Super 65

Dragon Ball Super 65 es un capítulo que nos prepara para el 66 en el que ya sabemos lo que va a pasar. Eso sí la muestra de poder de Zamasu es innegables pese a los continuos parones del episodio.

Dragon Ball Super 65 está llegando a la parte final de la saga de Black y eso se nota con la sucesión de acontecimientos que van llegado. Ya en el episodio pasado vimos cómo Zamasu y Black se fusionaban en uno solo tal y como habíamos predicho hace mucho, usando los Potala y dando lugar al nacimiento de Zamasu Dios.

El peligro de este ser es que, a diferencia de lo que yo pensaba, mantiene la inmortalidad de Zamasu en su forma original, por lo que posiblemente los ataques no le hagan demasiado efecto. Lo que sí me hace gracia es cuando los kaio le llaman invencible a la parte de Black, más que nada porque Vegeta estaba demostrando todo lo contrario.

Por desgracia, el capítulo no es ver la pelea de Goku, Vegeta y Trunks contra este nuevo enemigo, y Dragon Ball Super 65 nos presenta un capítulo con una animación estándar (no es la mejor ni de lejos) y con un montón de parones protagonizados por los “no luchadores” de la trama.

Y los llamo parones por no decir que la mitad del capítulo es ver a los niños del refugio intentando salvar al poblado y organizándose para salir vivos de todo este lío.dragon ball super zamasu dios

Esto le quita continuidad al capítulo y lo hace parecer un poco más de relleno que en otras ocasiones. Los guionistas nos han dado simplemente un episodio en el que Zamasu se va a lucir sin apenas mover un dedo y en el que los saiyans van a tener que pelear juntos quieran o no quieran para poder vencerle.

La animación de este Dragon Ball Super 65, como digo, no es que sea nada del otro mundo, pero la verdad es que en los momentos clave los elementos de luz y ataques son bastante interesantes. Eso sí, las peleas no son precisamente espectaculars. Más bien es un intercambio de técnicas clave, como el Kamehameha o el Garlick Canon.

Quizás el momento más destacable llega casi al final cuando vemos precisamente estas técnicas en todo su esplendor y con momentos “bonicos” como la lucha de Vegeta y Trunks juntos. Al menos vuelven a pelear de la mano y nos recuerdan a ese momento Célula de Goku y Gohan, pero ahora con Trunks y Vegeta.

Por qué habré mencionado a Gohan. Ahora me he deprimido.

Pero lo interesante de este Dragon Ball Super 5 no es el capítulo en sí sino, como casi siempre es avance del capítulo 66 de Dragon Ball Super ya que en él no solo vemos a Vegetto por fin, sino que también lo vemos en Super Saiyan Blue y peleando contra un Zamasu de tú a tú.

Esto ya no implica que haya problemas a la hora de que la fusión se deshaga por poderosa, ya que ha sido hecha con los dos de Gowasu y el Kaioshin. De hecho, llevan todo el capítulo insinuando esta posibilidad así que las dudas no creo que lleguen por ningún lado.

Pero además, les veremos pelear, que es lo más importante. No será una fusión al final del capítulo y punto, que nos deje con ascuas. Por fin les veremos dándolo todo.

dragon ball super goku vs zamasu

Y si le echamos un vistazo, la animación parece ser más que buena en este próximo capítulo de Dragon Ball 66. Mejor que la de Dragon Ball 65 que, pese a no ser mala, se nota que es inferior a lo que veremos la semana que viene.

La pregunta que me queda es ¿por qué Zamasu tiene esas partes tan deformes? ¿Es por los ataques de Vegetto o porque su fusión va en contra del tiempo y el espacio (se fusiona consigo mismo)? Por lo que dicen en el resumen, tiene más pinta que es lo primero.

Ahora queda ver cómo quedarán esta batalla al final de la semana que viene ya que, como os avanzamos en GuiltyBit, seguramente el final de Zamasu estará a manos de Zen-chan, cuyo nombre aparece en el capítulo 67.

Veremos a ver qué ocurre y cómo se las apañan Goku y Vegeta para desfusionarse que, me veo venir que va a ser a través de un capítulo de relleno y con muchas risas de por medio por culpa de Bills y Wiss.