Dragon Ball Super 67

Por fin termina el arco de Trunks del Futuro y Black en Dragon Ball Super 67. Y lo hace con algunos guiños que nos hacen reír y tener esperanza al futuro.

Parece que este capítulo de Dragon Ball Super 67, además de ponerle punto y final a la larga (e interesante, para qué negarlo) saga de Black y Trunks del Futuro, también le da u toque de continuidad a todo y nos pone sobre la mesa cositas que iremos viendo de aquí en adelante.

Pero no nos adelantemos y repasemos un poco lo que hemos visto en el capítulo de esta semana. Para empezar, todos los spoilers que os comentamos en GuiltyBit se han cumplido y ha sido como muchos de nosotros planeábamos: tuvo que ser Zen-chan el encargado de deshacerse de Zamasu. De esta forma se demuestra que no hay absolutamente nadie más poderoso que él, que es capaz de destruir, no solo dioses, sino universos con apenas un chasquido de dedos.

La gracia del asunto ha sido que parece que se nos fue la olla haciéndonos ilusiones con el poder y la omnipresencia del propio dios. No existe un único Zen-chan, sino que cada era tiene el suyo. De ahí que el Zeno del futuro no conozca a Goku… aunque responde a su llamada. Eso sí, en todo este asunto hay un montón de idas de olla que han querido solucionar por lo sano y que, pese a no ser demasiado locas, sí que nos dejan con un sabor de boca un tanto… extraño.
dragon ball super 67 Para empezar, ¿de verdad Goku y Vegeta pueden engancharse a la máquina del tiempo así como así y cambiar de era como el que se sube a un bus en patinete y va detrás? Menudo arte tiene Bulma reparando en tiempo récord las máquinas del tiempo de las narices, porque ya no solamente permiten a tres o más personas dentro, sino que además también se llevan lo de fuera.

Pero más ida de olla es la idea de llevarla al propio Zeno a su doble del futuro para que tenga un amigo. ¿Qué pasa ahora con el universo que ha destruido? Ahí ya no hay dioses, ni de la destrucción ni kaioshin y ahora tampoco él. Se queda una especie de agujero vacío un tanto extraño ¿no? Supongo que solo quedarían los ángeles y los guardianes del palacio del propio Zen-chan de ese tiempo que verán cómo ahora no hay nadie que vuelva a su cama por las “noches”. Muy ida de olla todo.

Pero sin duda alguna, la paranoia más grande en cuando intentan “arreglar” los desaguisados del futuro de Trunks y Mai. Es decir, recapitulando, que Wiss va a viajar al futuro de Trunks, va a sellar a Zamasu y va a dejar un universo del futuro alternativo más (el enésimo) donde ellos puedan vivir con sus dobles.dragon ball super 67

¿No habría sido algo más interesante, ahora que tenemos una historia curiosa en Dragon Ball Xenoverse y su secuela hacer un pequeño guiño a todo esto? Es decir. ¿Y si aquí hubiesen aparecido los protagonistas del juego, la diosa del tiempo y demás, y hubiesen reclutado a Trunks y Mai ahora que no tienen universo al que volver? No habría estado tan mal, digo yo. Además, habría dado toda la sensación de unidad y todo podría haber seguido como hasta ahora. Trunks y Mai como guerreros del tiempo pero, a la vez, con un universo alternativo libre de Zamasu y Black.

Desde que apareció Trunks del Futuro en la serie hemos estado especulando con esto. Y finalmente parece que solamente a los fans se nos ocurren cosas de este estilo. Lástima que sean tan interesantes como para que los guionistas se lo curren.

Pero bueno, siempre nos podremos imaginar que realmente es eso lo que pasó y centrarnos en los dos nuevos detalles que sabemos de aquí al futuro. Por un lado, que el Gran Guardián de Zen-chan es ni más ni menos que el padre de Vados y Wiss. Una declaración sorprendente de cara a posibles nuevas entregas, ya que promete visitar el séptimo universo.

La otra, y si cabe mucho más importante, es la aparición de Gohan y Piccolo al final del capítulo para despedirse de Trunks. No solo por ello, sino por el aspecto que tiene el hijo de Goku: cansado, sudando y sin gafas. Esto solo puede ser dos cosas: o está tan desentrenado que volar casi le mata o ha estado entrenando duro con su maestro de siempre. Y sinceramente, me inclino más por lo segundo, más que nada porque el aspecto que tiene Gohan aquí es tal cual el de la transformación liberada donde se supone que tiene el poder de un Super Saiyan de nivel 3.dragon ball super 67

¿Veremos por fin a más personajes de Dragon Ball dar duro de nuevo en Dragon Ball Super? Sigo diciendo que todo apunta a que uno de los próximos protagonistas, al igual que ahora ha sido Trunks, será el propio Gohan. A lo mejor no llegando al nivel de Goku y Vegeta, pero sí haciendo de las suyas y sorprendiéndonos a todos en un nuevo arco. Arco que, por cierto, os recuerdo que comenzará el próximo diciembre, ya que ahora nos quedan tres capítulos de “relleno” antes de que dé comienzo la nueva saga que nos traerá a Hit al séptimo universo.

¿Veremos por aquí también al padre de Wiss y Vados, tal como le prometió a su hijo?

Pues solo queda especular, culpables, y despedirse por fin de los misterios de Black, Zamasu y la madre que parió al multiverso de Dragon Ball Super que se han sacado de la manga y que, queramos o no, echa aguas por muchas partes. Esperemos que dejen bien guardaditos los anillos del tiempo y que nos centremos en un nuevo enemigo a la altura de todos los actuales fortachones. Hit. Te esperamos con ganas.