Dragon Ball Super 69 - Crítica

Preparaos para reiros porque Dragon Ball Super llega con una capítulo 69 bastante absurdo pero muy bueno. De los que se recuerdan con el tiempo.

No estaremos en una saga principal o en un momento clave de la serie, pero el episodio 69 de Dragon Ball Super seguro que será recordado por la presencia de Arale… y de todas sus idas de olla. Y nunca mejor dicho.

Hay que admitir que tras el episodio de la semana pasada no llegaba con muchas esperanzas a este segundo crossover de Dragon Ball con Dr. Slump. Sin embargo, el resultado final ha sido un capítulo ágil, absurdo y muy pero que muy divertido. Además también han tirado de nostalgia colocándonos el opening de la serie original al principio de la “trama”.

Todos y cada uno de los personajes que aparecen en el capítulo tienen su minuto de locura. Todos menos uno, por desgracia: Goku. Y es que, le pese a quien le pese, el protagonista del episodio de hoy es Vegeta. Y no por lo que él querría haber sido. Pero al menos se lo toma con bastante humor.dragon-ball-super-69-vegeta

Hay que admitir que he sacado varias carcajadas con cara careto que ponía el príncipe de los saiyans con los golpes de Arale. Y cuando ya se junta con Goku la cosa mejora.

La aparición de Bills es algo que también sorprende. Primero por el tono serio que coge el capítulo en apenas unos segundos. Y luego por los resultados de la comilona que se come el dios en un momento. Eso sí, la mejor frase es la que dice Trunks cuando recuerda que, antes de hacer la comida, la olla cocinó una “caca”. Simplemente brutal.

Y no puedo contaros más sin haceros spoilers de este capítulo. Pero es mejor que lo veáis por vosotros mismos porque no tiene sentido explicarlo. Es un capítulo de Dragon Ball Super que se disfruta viéndolo y que posiblemente, os deje las imágenes más divertidas de toda la serie.

No estaremos en una saga principal, pero repito, no se me va a olvidar este capítulo fácilmente.dragon-ball-super-69