Crítica de Dragon Ball Super 97, ahora sí, comienza el torneo

Comienza el torneo de fuerza. Y como esperábamos, Dragon Ball Super 97 es un episodio algo flojillo, en comparación con otros.

Por fin ha empezado el torneo de las narices. El capítulo de esta semana ha sido el primero en el que se han liado a meterse hostias todos los participantes. Ya iba siendo hora. Sin embargo, y tal y como se esperaba, este primer episodio de torneo, Dragon Ball Super 97, es flojillo y no ha mostrado nada interesante. Absolutamente nada.

Es lo que se espera de este tipo de episodios. Cerramos una parte tensa, como es el final de infarto en el reclutamiento de los participantes del torneo. Hay que bajar un poco el ritmo para poder subirlo de nuevo hacia el final de la saga. Y esto se hace mostrando cosas… poco interesantes.

Todos contra todos

El torneo de los universos es un battle royale. Es decir, un todos contra todos. En este sentido podemos esperar algo distinto a los torneos de artes marciales que nos ha dejado la serie hasta ahora. Seguramente tengamos enfrentamientos uno contra uno, pero lo más seguro es que al final vayamos viendo cómo todos luchan en grupo.

Como esto va para largo, es normal que los guerreros quieran ahorrar energía. Así que, imaginaos lo que viene. Exacto, golpes tontos y situaciones en las que vamos a averiguar el desenlace.

dragon ball super 97 mutenroshi

Para más inri, el capítulo no es que tenga una animación precisamente sobresaliente. Tendremos un episodio que repite escenas una y otra vez. Si no, contad cuántas patadas mete Basil durante los minutos que dura esta Dragon Ball Super 97. O los golpes de Vegeta. O la pelea de A17.

Además, aunque el dibujo no está mal, se nota que la calidad baja con respecto a los anterores. Lentitud de movimiento, líneas demasiado definidas, pocos detalles y reflejos. Es un punto en contra del capítulo, pero a favor de la saga. Ya nos lo hemos quitado de encima. Ahora tocan algunos mejores. Y esperemos que con mejores momentos.

La ira de los universos

Otra cosa que se ve clara en el capítulo, y de cara al de la semana que viene, es el odio que le tienen los universos a Goku en particular. Pero también al universo 7 en general. Muchos de los guerreros, ya sean del mismo universo o de otro, van a ir a por ellos.

En este primer contacto con el torneo de fuerza hemos visto un par de detalles. Pero el que viene parece que se va a centrar más en eso.

Es evidente. Como ya hablamos hace tiempo, esta saga ha convertido a Goku en el enemigo a batir. En el Cell de los universos. Vamos, que es el malo por poner en peligro la existencia de los universos. Aunque ya estuviese planeado por Zen-chan de antes.

Pero, a falta de esperar sorpresas de última hora, parece obvio que Goku acabará enfrentándose con Jiren. O al menos con Toppo.

Poco hemos visto de estos guerreros ahora mismo, la verdad. Aún no ha habido transformaciones, ni ataques estelares. Solamente un par de golpes tontos y un par de eliminaciones. Bueno, eso y un intento de ponernos en tensión con el único “grupo” que ha permanecido unido del Universo 7. Pero ya sabemos cómo acabará la cosa. No los van a tirar así como así.

Lo que sí que me intriga es el universo que tiene solo ocho guerreros. Ya lo dijeron la semana pasada, pero en esta vuelven a dejarlo caer con una imagen:dragon ball super 97 universo 10

Durante la presentación de los personajes en el capítulo anterior, se mencionó ese detalle. Pero también dijeron que notaban presencias más allá de esos ocho guerreros. ¿Se trata de guerreros invisibles? Zen-chan no ha mencionado nada acerca de por qué faltan dos. ¿Por qué será?

Analizamos el nuevo opening y ending en la siguiente página

1 2