Dragon Quest XI, nuevas imágenes desvelan más información

Se han desvelado nuevos detalles de Dragon Quest XI, pero nada del otro mundo. Hay un árbol que habla por ahí y poca cosa más. Eso sí, sigue teniendo pintaza.

 

El último número de Weekly Jump, una revista japonesa, ha desvelado unas cuantas nuevas imágenes de Dragon Quest XI. Si bien las imágenes no son nada del otro mundo, desvelan algunos detalles que pueden ser de interés y que no se conocían hasta ahora. Eso sí, de momento todo es lo suficientemente críptico como para que no podamos sacar nada claro o interesante.

Como dicen en Gematsu (traductores de las páginas) la mayor parte de la información se reveló en el pasado Jump Festa, pero sí que se pueden rescatar nuevas cosas. Por ejemplo, el protagonista tiene en su mano izquierda un símbolo que se ilumina haciendo que pase algo. Eso sí, ni idea de qué hace. Por otra parte, El Gran Árbol de la Vida (el maldito Yggdrasil de toda la vida) flota en el centro del mundo y, por lo visto, el protagonista se podría comunicar con él.

Ahora es cuando, de seguir la lógica, podríamos pensar que el protagonista es una especie de elegido (es un JRPG, es muy probable) capaz de comunicarse con el árbol gracias al símbolo que tiene en la mano que, de hecho, podría representar al propio árbol. Es solo una teoría y, de todas formas, tampoco tenemos más información como para poder llegar a una conclusión de cuál sería su peso en la historia.

Más allá de este detalle hemos podido saber de la existencia de Emma (primera página abajo a la izquierda), una amiga del protagonista que tiene que ir a un lugar llamado La Roca de Dios para vete tú a saber qué, se aprecia una comparativa entre las versiones de Playstation 4 y 3DS (la segunda página bajo el mapa) y cómo los monstruos irán a sus anchas por el mapa.

Aunque tendremos que esperar, y bastante más aún en occidente, Dragon Quest XI poco a poco se va perfilando. Saldrá para PS4, Nintendo Switch y 3DS y no sé vosotros, pero al menos para mí tiene pintaza. Crucemos los dedos para que lo veamos por aquí el año que viene.