Bohemia Interactive nos muestra el lado más cruel de la supervivencia en el tráiler cinemático de DayZ, con motivo de su lanzamiento en Xbox One.

Juegos de supervivencia en mundo abierto hay muchos. Tenemos ejemplos muy conocidos como Ark: Survival Evolved o The Forest. Pero probablemente el que supuso el pistoletazo de salida del género o por lo menos quien lo puso de moda, fue el mod aparecido para ARMA 2: Operation Arrowhead. Tal fue su fama, que posteriormente se ha desarrollado como obra independiente. Y ahora tras estar en acceso anticipado, nos llega este tráiler cinemático de DayZ que nos confirma la salida de su versión final.

El título de Bohemia Interactive, abandonó su Early Access en Steam desde diciembre. En cambio en la consola de Microsoft, aún se encontraba dentro del programa Xbox Game Preview. Ahora, por fin se va a lanzar la obra en su fase definitiva. Será exactamente el cercano 27 de marzo, cuando todos los usuarios puedan disfrutar del videojuego al completo.

Ya en este avance de poco más de cuatro minutos, vemos lo que nos espera en el escenario ficticio de Chernarus. Nos tocará explorar en busca de recursos como armas o comida, con los que sobrevivir el mayor tiempo posible. Y por el camino, no podremos fiarnos de nada ni nadie. En este mundo post-apocalíptico infestado por zombis, lo más peligroso serán el resto de jugadores. Sus servidores admiten hasta 60 personas al mismo tiempo, por lo que hay muchas posibilidades de que nos encontremos con alguien.

Mientras nos pateamos el inmenso mapa de unos 225 km cuadrados, deberemos estar atentos a muchos peligros. No sólo los enemigos nos lo pondrán difícil. Tendremos que comer y beber para no morir pero con cuidado, ya que podremos enfermar por comida o aguas contaminadas. Además se podrán contraer otras afecciones como el cólera, disentería o hepatitis, de los muertos vivientes. Así que también nos tocará buscar medicamentos.

Por suerte y a diferencia de los juegos anteriormente nombrados u otros como Conan Exiles o Rust, en DayZ no tendremos que construir. Bastantes preocupaciones tenemos ya, culpables.

Allons-y!